Juncker ofrece a Italia más apoyo en migración y plantea restringir visados a Bangladesh si no agiliza retornos

Publicado 25/07/2017 21:32:28CET

BRUSELAS, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha ofrecido este martes más apoyo a Italia para ayudar a gestionar la presión migratoria que llega desde el Mediterráneo, al tiempo que ha planteado endurecer la política de visados con Bangladesh si este país no agiliza la readmisión de sus nacionales llegados de manera irregular a las costas italianas.

"Vamos a intensificar los esfuerzos para lograr un acuerdo efectivo con Bangladesh para acelerar las readmisiones de inmigrantes irregulares presentes en Italia, incluido proponiendo al Consejo el uso de los visados como 'palanca', si fuera necesario", ha anunciado Juncker, en una carta al primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Los inmigrantes procedentes de Bangladesh representan aproximadamente un 12% de los llegados de manera irregular a Italia, en su mayoría desde la costa libia, según los datos de la Unión Europea, que sitúan a este país entre los tres primeros de origen, junto a Guinea y Nigeria.

El asunto será ya discutido este miércoles por los Estados miembros a nivel de embajadores, con la idea de reflexionar sobre la "relación" entre las políticas de visado y las políticas de retorno, con el caso de Bangladesh como ejemplo, aunque no se ha detallado aún el fondo de la propuesta de Bruselas.

Fuentes europeas consultadas por Europa Press han apuntado que "no se trata de un tema comprometido" para los países de la Unión Europea, en tanto que se ve como un desarrollo lógico el diálogo con países terceros para relacionar la apertura o restricción de visados con la colaboración en materia de migración.

El jefe del Ejecutivo comunitario también recuerda la disposición de Bruselas a trabajar con los países del norte de África, en especial Libia, para reforzar el control de las fronteras y contener el flujo migratorio.

Y recuerda la urgencia de que el resto de Estados miembros cumpla con sus compromisos y traslade a su territorio a los refugiados que le corresponde acoger a cada uno, en el marco del programa de reubicación de la UE desde Italia y Grecia que concluye el próximo septiembre.

Entretanto, Juncker también ha anunciado a Gentiloni la creación de un "equipo de contacto permanente" en Bruselas para mantener una comunicación fluida con las autoridades transalpinas sobre la situación, que permita reaccionar con agilidad desde el punto de vista operacional.

Además, plantea otra serie de medidas adicionales posibles que estarían a disposición de Roma si así lo solicitara, incluida una ayuda suplementaria de 100 millones de euros del fondo de asilo para apoyar a las autoridades en los procesos de asilo y de expulsión.

Gentiloni, por su parte, ha aplaudido la oferta de solidaridad de Juncker y, en un mensaje difundido en Twitter, ha pedido que la "implicación" de la Comisión Europea sea seguida con la "movilización" del resto de socios de la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies