Maduro promete dar "una lección" a Macri, Temer y Santos, "los peleles del imperialismo"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
REUTERS / MARCO BELLO
Publicado 15/04/2018 23:21:02CET

CARACAS, 15 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha calificado este domingo como "peleles del imperialismo" a sus homólogos de Argentina, Brasil y Colombia, quienes ya han advertido de que no reconocerán el resultado de las próximas elecciones presidenciales de mayo, de las que el mandatario bolivariano ha pronosticado que serán un "éxito" para la democracia.

Los presidentes rreunidos en la Cumbre de las Américas en Perú fustigaron el sábado a Maduro y al final de la cita, unos 15 mandatarios junto al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, firmaron una declaración conjunta llamando al Gobierno venezolano a garantizar elecciones libres y democráticas bajo amenaza de no reconocer los resultados.

En su discurso el mandatario venezolano agregó que sus colegas de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer, y de Colombia, Juan Manuel Santos, son los "más desprestigiados, impopulares presidentes de América del Sur".

"En Venezuela hay elecciones el 20 de mayo, habrá resultados y lo que importa es lo que reconozcan las instituciones y el pueblo de Venezuela, más nada (...) Yo les daré una lección a los peleles del imperialismo, Macri, Temer y Santos. Saldrán derrotados y pasarán al basural de la historia", ha declarado Maduro tras un encuentro en Caracas con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Maduro ha añadido que los comicios presidenciales serán "una sorpresa" y una victoria para el mundo, un proceso en el que no participará la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por considerarlo fraudulento.

"Si algunos gobiernos de la derecha se empeñan en su política intervencionista, nosotros nos vamos a plantar muy duros en frente", ha dicho Maduro.

Venezuela atraviesa su mayor crisis económica, política y social en la historia moderna, golpeada por una inflación acumulada de cuatro dígitos y una escasez severa de medicinas, alimentos y bienes de primera necesidad.