Malasia investiga a un grupo ateo por suponer "una amenaza para la fe"

 

Malasia investiga a un grupo ateo por suponer "una amenaza para la fe"

Contador
Publicado 07/08/2017 19:17:10CET

KUALA LUMPUR, 7 Ago. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Malasia investigan una organización internacional atea, después de que se hiciera viral una imagen de su filial. "Tenemos que averiguar si algún musulmán acudió a la reunión y si están implicados en la divulgación de dichos puntos de vista, que pueden poner en peligro el aqidah (fe) de los musulmanes", ha explicado el viceministro de asuntos religiosos en funciones, Asyraf Wajdi Dusuki.

Los exmulsumanes que hubiese en el grupo serían enviados a terapia, mientras que aquellos que hubiesen intentado difundir ideas ateas podrían ser procesados bajo las leyes vigentes, ha explicado el viceministro.

"Necesitamos emplear un enfoque pausado con los apóstatas. Quizás no conozcan el verdadero Islam, así que tenemos que ayudarles y transmitirles buenos conocimientos", ha apuntado.

El fundador de la República Atea, Armin Navabi, ha replicado que las reuniones en grupo no causan daño y no se interpretarían como una amenaza en otros países. "Los ateos están siendo tratados como criminales. Solo se reúnen y conocen a más ateos. ¿A quién le están haciendo daño?", ha dicho en una publicación realizada en su cuenta de Facebook.

La apostasía no es un crimen en Malasia, un país multiétnico y multicultural, pero algunas voces críticas dicen que el fundamentalismo creciente dentro de la mayoría musulmana amenaza la libertad religiosa.

Los estados malasios, que tienen cada uno sus propias leyes en lo referente a cuestiones islámicas, no permiten que los musulmanes renuncien formalmente a su religión. En su lugar, prefieren enviarlos a terapia, multarlos o encarcelarlos.

Las leyes de apostasía de Malasia han dejado a muchos exmusulmanes en un limbo legal, ya que no se les permite registrar su nueva filiación religiosa ni tampoco formalizar legalmente su matrimonio con personas que no sean musulmanas.

En 2007, Lina Joy, una malasia reconvertida al cristianismo, perdió una dura batalla legal por tener la palabra "Islam" en su nuevo carnet de identidad. El Tribunal Federal alegó que tendría que ser la Ley Islámica la que se encargase de ese asunto, y que los juzgados de lo civil no podrían intervenir.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies