Más de 5,6 millones de niños están en riesgo de contraer cólera en la región de Lago Chad, según UNICEF

Niños desplazados nigerianos en la región de Lago Chad
AFOLABI SOTUNDE/REUTERS
Publicado 23/06/2017 16:56:14CET

DAKAR, 23 Jun. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Más de 5,6 millones de niños corren el riesgo de contraer cólera o hepatitis E con la llegada de la época de lluvias en la región del lago Chad, una zona de difícil acceso a la ayuda humanitaria por la violencia de Boko Haram, según ha denunciado este viernes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"Las lluvias van a complicar la ya grave situación humanitaria, con miles de niños vulnerables por el conflicto que se enfrentan ahora al contagio de enfermedades oportunistas", ha dicho la directora regional de África Occidental y Central de UNICEF, Marie Pierre.

La inseguridad dificulta la distribución de ayuda humanitaria en las zonas más afectadas por el hambre y la falta de alimentos, y no se va a poder garantizar el suministro de agua antes de la llegada de las lluvias, denuncia UNICEF.

"El agua contaminada, el saneamiento inadecuado y las pobres condiciones higiénicas favorecen la aparición de enfermedades como el cólera y la hepatitis E", ha añadido.

El cólera afecta especialmente a los niños, causa diarrea y vómitos que provocan la muerte por deshidratación y se transmite a través del agua y la comida contaminadas. La hepatitis E afecta al hígado y es especialmente mortal en las mujeres embarazadas. En lo que va de año, la enfermedad ha matado a 33 mujeres en la región nigerina de Diffa, según Médicos Sin Fronteras.

"Para contener este tipo de brotes lo más importante es controlar el agua y el saneamiento", ha dicho Víctor Illanes, de MSF. "Pero cuando las deficiencias son tan grandes y el espacio a cubrir es tan grande como Diffa, es complicado que estas medidas tengan un impacto a corto plazo", ha advertido.

La región de Diffa, en el sur de Níger, hace frontera con Nigeria y acoge a más de 250.000 desplazados y refugiados de ambos países. El grupo terrorista Boko Haram se alzó en armas ocho años en la zona con el objetivo de crear un estado islámico. Pese a haber perdido territorios en el noroeste de Nigeria, la violencia ha provocado más de 200.000 muertes y 2,7 millones de personas desplazadas a lo largo de la región que baña el lago Chad.

Más de 5 millones de personas en el noreste de Nigeria, la zona más golpeada por el terrorismo, necesitan ayuda humanitaria urgente, con cerca de 1,5 millones al borde del estado de hambruna. Este mes Naciones Unidas tendrá que cortar los suministros de alimentos a cerca de 400.000 personas por falta de financiación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies