Michel Temer jura el cargo como presidente de Brasil

Michel Temer
REUTERS
Actualizado 01/09/2016 2:49:02 CET

BRASILIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Michel Temer ha tomado posesión como presidente de Brasil, cargo que ejercía de forma interina desde el pasado 12 de mayo a la espera de que se resolviera el 'impeachment' contra Dilma Rousseff, que ha sido cesada definitivamente este miércoles.

"Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño y sostener la unión, la integridad y la independencia de Brasil", ha dicho con las manos sobre la Carta Magna.

Tras prestar juramento, el presidente del Senado, Renan Calheiros, le ha informado de que su mandato se extiende ahora hasta el 1 de enero de 2018, cuando expiraba el de Rousseff, de acuerdo con los medios de comunicación locales.

El líder del conservador Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) ha sido ovacionado por los senadores, tanto dentro como a la entrada de la cámara alta, tras una sesión que apenas ha durado diez minutos.

Temer se ha dirigido después al Palacio de Planalto para celebrar su primera reunión de Gobierno, tras lo cual partirá rumbo a China, donde participará en la cumbre del G20 que se celebrará entre el 4 y el 5 de septiembre, su primer acto como presidente pleno.

"GOLPISTAS SON ELLOS"

Temer ha aprovechado la rueda de prensa del Consejo de Ministros para negar las acusaciones de Rousseff, que ha denunciado "un golpe de Estado" lanzado por aquellos que no lograron llegar al poder mediante las urnas, en una "venganza política".

"Vamos a combatir el término 'golpista'. Golpistas son ellos, que proponen una ruptura constitucional", ha dicho, advirtiendo de que no tolerará el uso de esta expresión, si bien ha aclarado que tampoco habrá una "caza de brujas".

Temer se ha mostrado consciente de que Rousseff ha recabado el apoyo de la mayoría de los gobiernos regionales, por lo que podría haber consecuencias internacionales para Brasil. "Vamos a tener que responder", ha previsto.

De considerar que ha habido una ruptura del orden constitucional en Brasil, organizaciones regionales podrían activar sus cláusulas democráticas para suspender temporalmente la membresía. Ya ocurrió con Paraguay y Honduras y ahora se estudia esta medida contra Venezuela.

ADIÓS A LA INTERINIDAD

Temer ha reconocido además que ejercer el cargo en funciones le generaba "cierta preocupación" y ha avanzado que a partir de ahora el Gobierno "tendrá una importancia mayor".

La creación de puestos de trabajo, ha indicado, será "el primer tema que el nuevo Gobierno tenga en consideración" porque "no hay cosa mas indigna que el desempleo".

Además, ha anunciado que se reunirá con los líderes del Congreso para poner en marcha "las reformas estructurales que necesita Brasil". "Nos reuniremos uno a uno con los grupos parlamentarios para explicar estas medidas (...) Tenemos que dialogar insistentemente", ha defendido.

Temer ha considerado que bajo su Presidencia se abre "una nueva esperanza para Brasil". "Para ello se necesita mucha firmeza y, muchas veces, la firmeza viene por la elegancia, no por el ataque", ha aspotillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies