Mueren siete personas, entre ellas un niño, en un bombardeo en un mercado de Jan Sheijun (Siria)

Publicado 25/04/2017 5:16:43CET

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos siete personas, entre ellas un niño, han muerto este lunes en un bombardeo ejecutado en un mercado de la localidad de Jan Sheijun, situada en la provincia de Idlib (norte), según ha informado el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha advertido de que el balance de víctimas podría aumentar, ya que hay varios heridos en estado crítico.

Este mismo lunes, el Gobierno de Rusia ha asegurado que el Ejército de Siria está dispuesto a anunciar un alto el fuego en Jan Sheijun para permitir la investigación del ataque con armas químicas del 4 de abril, que dejó cerca de un centenar de muertos.

Así, el Ministerio de Defensa ruso ha detallado que Siria está dispuesto a "declarar una moratoria completa a las acciones de sus tropas, aviación y artillería" en la zona para garantizar la seguridad de los expertos.

El Gobierno sirio no se ha pronunciado de manera oficial acerca de estas informaciones.

La semana pasada, el director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), Ahmet Uzumcu, anunció que los resultados de los análisis realizados a las muestras de las víctimas del ataque evidencian de forma "incontrovertible" que se usó gas sarín.

Las muestras biomédicas recogidas de tres víctimas en las autopsias han sido analizadas por dos laboratorios designados por la OPCW y "los resultados indican que estuvieron expuestas a gas sarín o a una sustancia similar". Los resultados relativos a otras siete víctimas, analizados en otros dos laboratorios, han arrojado conclusiones idénticas.

La práctica totalidad de la comunidad internacional ha acusado al Ejército sirio de estar detrás de lo ocurrido, si bien Damasco ha rechazado cualquier responsabilidad.

Damasco ha ofrecido dos posibles explicaciones a las evidencias del uso de gas sarín: que el bombardeo alcanzara un almacén donde los rebeldes guardarían estos arsenales tóxicos o que las armas químicas entraran a Siria de contrabando para aparentar un ataque del Gobierno.

El ataque contra Jan Sheijun, controlada por los rebeldes, llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a ordenar un ataque con misiles de crucero contra una base militar situada en la provincia de Homs (oeste), en el que murieron al menos seis militares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies