Nigeria y Lago Chad, una de las mayores crisis humanitarias del mundo

 

Nigeria y Lago Chad, una de las mayores crisis humanitarias del mundo

Desplazados en Nigeria
SAM OLUKOYA/DPA
    
Actualizado 27/02/2017 12:13:13 CET

Sobre la región planea la sombra de una posible hambruna

Las 15 crisis humanitarias que marcarán 2017 (y que no hay que olvidar)

La UE promete 105 millones de ayuda humanitaria para la cuenca de Lago Chad en 2017

MADRID, 24 Feb. (EDIZIONES) -

Unos 17 millones de personas que viven en la cuenca del Lago Chad se han visto afectadas por la violencia del grupo terrorista Boko Haram, de las que unos 11 millones necesitan ayuda humanitaria. Además, hay 7,1 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria, incluidos 515.000 niños que presentan malnutrición aguda severa.

Ante este panorama, no es de extrañar que el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien', afirmara el pasado enero ante el Consejo de Seguridad que es "una de las mayores crisis humanitarias del mundo". "Lo que empezó siendo una crisis de protección se ha convertido también en un gran crisis alimentaria y de nutrición", añadió.

De hecho, una de las principales preocupaciones en la actualidad tanto de la ONU como de las ONG que trabajan en la región es el riesgo de hambruna. Actualmente, una de cada tres familias se enfrentan a inseguridad alimentaria, siendo la situación especialmente grave en el noreste de Nigeria, donde hay 1,8 millones de personas en niveles de emergencia.

SAM OLUKOYA/DPA

En el estado de Borno, el más golpeado por el conflicto, la ONU estima que hay unas 55.000 personas que se enfrentan a condiciones de hambruna, si bien se teme que pueda haber muchas más puesto que no hay acceso a todo el territorio.

EVITAR LA HAMBRUNA

La hambruna puede evitarse pero para ello es necesario que la comunidad internacional se movilice y comiencen a llegar fondos. "La declaración de hambruna no es algo de lo que estar orgulloso ni que debamos desear", ha defendido el coordinador humanitario de la ONU en el Sahel, Toby Lanzer, en una entrevista concedida a Europa Press, ante la perspectiva de que Nigeria pueda seguir los pasos de Sudán del Sur, donde esta semana se declaró la hambruna en algunas partes.

"El objetivo tiene que ser mantener a la gente con vida y evitar la hambruna", ha sostenido, confiando en la solidaridad internacional dado que "hay 7 millones de personas que se encuentran en una grave situación de inseguridad alimentaria, lo que significa que sobreviven con una comida o menos al día".

SAM OLUKOYA/DPA

En la misma línea se ha pronunciado Pauline Ballaman, responsable de las operaciones de Oxfam en la cuenca del lago Chad. "Si no se proporcionan más fondos urgentemente y se procura acceso allí donde las personas no pueden recibir ayuda, el nivel de hambre y desnutrición podría agravarse aún más y muchas personas podrían morir", ha prevenido.

INSEGURIDAD

Boko Haram, que comenzó su actividad en 2009 en Nigeria y se ha extendido en los últimos años a las zonas aledañas al Lago Chad de Níger, Chad y Camerún, sigue llevando a cabo ataques y asaltos en la zona, muchos de los cuales son cometidos por menores --principalmente niñas-- a las que el grupo terrorista ha secuestrado previamente. De hecho, algunos de los últimos ataques han sido perpetrados con mujeres que iban con bebés, con el fin de evitar así los controles de seguridad.

El grupo terrorista ha sido acusado de secuestrar a mujeres y niñas, a las que viola y obliga a casarse con sus milicianos, además de convertirlas en esclavas sexuales, y también ha usado a menores, tanto niños como niñas, como combatientes. Según datos del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), solo en 2016 unos 2.000 menores fueron enrolados por grupos armados en Nigeria.

SAM OLUKOYA/DPA

Como resultado de la presencia de Boko Haram, pero también de las operaciones militares de los países de la región, en especial de Nigeria, 2,3 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Solo en el noreste de Nigeria hay 1,8 millones de desplazados internos.

PETICIÓN DE FONDOS

La ONU y las agencias humanitarias han solicitado 1.500 millones de dólares para ofrecer asistencia a 8,2 millones de personas en 2017, el doble de lo solicitado el año pasado. De estos fondos, 1.060 millones son para Nigeria, 191 para Camerún, 121 para Chad y 139 para Níger. El 43 por ciento de estos fondos irán encaminados a asistencia alimentaria.

Oslo acogió el 24 de febrero la 'Conferencia Humanitaria sobre Nigeria y el Lago Chad' organizada por Noruega, Nigeria, Alemania y Naciones Unidas. Durante la misma, los donantes se comprometieron a destinar 672 millones de dólares (635 millones de euros) durante los próximos tres años para paliar esta crisis, 457 millones de los cuales se invertirán este mismo año.

SAM OLUKOYA/DPA

FALTA DE OPORTUNIDADES

Uno de los problemas identificados por quienes se han visto desplazados y que les disuade de volver a sus casas es la falta de oportunidades. Muchos de quienes se han aventurado a regresar a las zonas liberadas por el Ejército en el noreste de Nigeria se han encontrado con que no quedaba nada y por tanto no tenían opciones para poder ganarse la vida.

En este sentido, Lanzer ha defendido la necesidad de que la comunidad internacional también comience a pensar en el futuro y a trabajar para "atajar las causas en la raíz de la crisis", ofreciendo a los habitantes lo que necesitan, "ya sea empleo, comercio o educación". Por ello, ha sostenido que además de ayuda alimentaria es necesario ofrecerles "semillas, herramientas y aparejos de pesca para que la gente pueda ayudarse a sí misma".

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies