La Unión de Libertades Civiles de Nueva York demanda a la Administración Trump por la detención de menores inmigrantes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aplaudiendo
POOL NEW / REUTERS
Publicado 21/02/2018 3:27:50CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU, por sus siglas en inglés, ha presentado una demanda colectiva ante el Tribunal Federal de Distrito de Manhattan contra la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, por lo que ha considerado la detención prolongada de menores inmigrantes en el país.

La demanda ha sido presentada en nombre de un joven de 17 años procedente de El Salvador, que lleva bajo custodia policial desde julio del año pasado después de haber sido detenido por agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos en su vivienda en Long Island, según ha informado el diario local 'The New York Times'.

El detenido no fue sometido a una audiencia judicial hasta diciembre, cuando la jueza Amiena A. Khan de Nueva York declaró que no suponía peligro alguno. No obstante, éste no ha sido puesto en libertad ante lo que la organización ha enmarcado en las políticas antiimigarción de la Administración Trump.

Dichas detenciones se habrían producido en el marco de las medidas puestas en marcha por el Gobierno para hacer frente a los miembros de la violenta mara Salvatrucha (MS-13) y deportar a todas aquellas personas sospechosas de estar vinculadas a tal organización criminal.

Sin embargo, la NYCLU ha denunciado que las fuerzas de seguridad están reteniendo a jóvenes centroamericanos --incluso a aquellos que no son sospechosos-- de forma ilegal e indefinida.

"Las consecuencias y daños para aquellos que están siendo retenidos son irreparables", ha aseverado la directora ejecutiva de la organización, Donna Lieberman. "La MS-13 es un problema, las bandas son un problema", ha añadido antes de señalar que las detenciones constituyen una "caza de brujas".

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) presentó en 2017 otra demanda contra el Gobierno, lo que provocó la puesta en libertad de 27 de 29 adolescentes que habían sido detenidos en Long Island por estar presuntamente relacionados con bandas criminales.