UNRWA alerta de que la educación de más de 500.000 niños refugiados palestinos está "en juego"

Yihad, una niña nacida en marzo en Yarmuk
UNRWA
Publicado 17/01/2018 11:48:37CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krahenbuhl, ha alertado de que está "en juego" el acceso a la educación de más de 500.000 niños refugiados palestinos tras la reducción de fondos de Estados Unidos asignados a la organización.

"Lo que está en juego es el acceso a educación de 525.000 niños y niñas en 700 escuelas de UNRWA y su futuro", ha asegurado Krahenbuhl, en un comunicado hecho público este miércoles. El comisionado general de UNRWA ha dicho que la contribución de 60 millones de dólares que ha anunciado Estados Unidos "está dramáticamente por debajo de los niveles anteriores" y ha recordado que en 2017 el Gobierno estadounidense dedicó "350 millones de dólares" a esta agencia de Naciones Unidas.

"Está en juego la dignidad y la seguridad humana de millones de refugiados de Palestina, que necesitan asistencia alimentaria de emergencia en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza", ha subrayado.

Krahenbuhl ha hecho hincapié en que "está en juego" el acceso de los refugiados a "atención sanitaria", "incluida la atención prenatal y otros servicios que salvan vidas". "Están en juego los derechos y la dignidad de toda una comunidad. El recorte en la contribución tiene un impacto en la seguridad regional en un momento en que Oriente Próximo afronta múltiples riesgos y amenazas, especialmente el de una mayor radicalización", ha añadido.

Krahenbuhl ha subrayado que, tras el recorte de fondos de Estados Unidos, UNRWA se enfrenta a un fuerte reto en la defensa de su mandato, que es una expresión de la voluntad de la comunidad internacional, y en la preservación de servicios clave como la educación y la atención médica para los refugiados de Palestina.

"Desde que UNRWA comenzó sus operaciones en mayo de 1950, todas las administraciones de Estados Unidos, desde el presidente Truman en adelante, han brindado un apoyo fuerte, generoso y comprometido a nuestra agencia", ha recordado el comisionado general de la UNRWA.

Tras señalar que Estados Unidos ha sido durante años "el mayor donante de UNRWA" y agradecer esas aportaciones, Krahenbuhl ha señalado que la financiación de esta agencia de Naciones Unidas depende de los países miembro de la ONU.

"Dada la larga e histórica relación de confianza entre Estados Unidos y UNRWA, la reducción de su contribución amenaza uno de los esfuerzos de desarrollo humano más exitosos e innovadores de Oriente Próximo", ha explicado.

El comisionado general de la UNRWA ha hecho un llamamiento a los estados miembro de Naciones Unidas para que apoyen a la agencia de Naciones Unidas y "les digan a los refugiados de Palestina que sus derechos y su futuro importa".

"Pido a nuestros socios --los países de acogida y nuestros donantes, entre ellos los de la región-- que se unan y apoyen a UNRWA para que podamos crear nuevas alianzas e iniciativas de financiación que aseguren que los estudiantes refugiados de Palestina siguen teniendo acceso a la educación en nuestras escuelas y que preserven, a través de nuestros servicios, la dignidad de los niños y niñas refugiados de Palestina y sus familias", ha señalado.

PIDE DONACIONES PARA GARANTIZAR EL FUTURO DE LOS REFUGIADOS

En este sentido, Krahenbuhl ha emplazado a "las personas de buena voluntad en cualquier lugar del mundo" para que muestren su solidaridad con los refugiados palestinos y hagan donaciones para asegurar que los niños de esta comunidad "tienen un futuro".

El comisionado general de Naciones Unidas ha avanzado que en los próximos días su organización pondrá en marcha una campaña global para mantener sus escuelas y clínicas abiertas en 2018 y posteriormente.

Krahenbuhl ha trasladado a los refugiados palestinos que UNRWA está trabajando con una "determinación absoluta" para garantizar que sus servicios se siguen prestando y ha subrayado que sus escuelas y sus clínicas permanecen abiertas y siguen operando.

A los 30.000 empleados de UNRWA, el comisionado general les ha pedido que sigan en sus puestos "para servir a la comunidad con la misma dedicación y compromiso que siempre" han mostrado. "Este es un momento de cohesión interna y solidaridad. Son tiempos difíciles pero os protegeremos, ha afirmado.

"El estado del mundo y la situación de los refugiados de Palestina es, sin embargo, demasiado seria e importante como para permitirse caer en el pesimismo o la desesperación. UNRWA representa la esperanza, el respeto de los derechos y la dignidad. Cuando las cosas son difíciles, nuestra determinación crece. Cuando parece no hay camino, ponemos todas nuestras energías en buscar nuevos caminos, manteniendo nuestra mirada en el horizonte y buscando soluciones", ha señalado.

Por último, Krahenbuhl ha dejado claro que UNRWA no se dará "por vencida" y seguirá apoyando a los refugiados palestinos. "Saquemos nuestras fuerzas de los refugiados de Palestina que nos enseñan todos los días que rendirse no es una opción. UNRWA tampoco se dará por vencida. Te pido que te quedes con nosotros", ha concluido.

NRC PIDE A EEUU QUE RECONSIDERE SU DECISIÓN

Por su parte, el secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Jan Egeland, ha pedido a Estados Unidos que reconsidere su decisión de retener 65 millones de dólares de un paquete de 125 millones de dólares para la UNRWA.

"Esta decisión tendrá consecuencias devastadoras para los vulnerables refugiados palestinos en todo Oriente Próximo, incluidos cientos de miles de niños refugiados en Gaza y Cisjordania, Líbano, Jordania y Siria, que dependen de la agencia para su educación", ha afirmado.

Egeland ha advertido de que esa retirada de fondos supondrá negar a los padres una seguridad social que les ayuda a sobrevivir y además socavará la capacidad de la agencia de la ONU para responder en caso de emergencia. "Confiamos en que el Gobierno estadounidense y el Congreso puedan cooperar para revertir este recorte por motivos políticos en la ayuda antes de que sus efectos se noten en todo Oriente Próximo", ha afirmado.