Desarticulada una banda que robó 2,5 millones en joyas en la 'milla de oro'

Objetos robados en una joyería de la 'milla de oro'
JEFATURA SUPERIOR DE POLICÍA
Actualizado 23/03/2018 12:23:51 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado a una de las bandas más importantes en el robo con el uso de 'lanza térmica' y que perpetró un robo el pasado mes de octubre con el que obtuvieron un botín de 2,5 millones de euros en una joyería de la 'milla de oro'.

Según ha informado Jefatura Superior de Policía, la intervención se ha saldado con 14 detenidos de diversas nacionalizadas y presentaban una estructura "perfectamente jerarquizados", pues aparte de los integrantes especializados en el uso de la lanza térmica para abrir cajas fuertes y en anular alarmas, había miembros sin antecedentes para realizar labores de información previas al asalto y para dar salida al material robado.

Fuentes policiales exponen que se trata de uno de los grupos "más activos" con robos continuos en locales de la 'milla de oro', con miembros con destacada destreza en el uso de la lanza térmica y que acumulaban gran cantidad de antecedentes.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento el pasado mes de octubre con el robo en la joyería de Madrid en el que
emplearon "lanza térmica". Los detenidos accedieron al establecimiento
forzando una de las puertas de acceso y una vez en el interior inutilizaron los sistemas de alarma mediante la utilización de inhibidores de frecuencia, destrozando además, los sistemas de seguridad de grabación con los que contaba el comercio.

Una vez dentro, los asaltantes atacaron una caja fuerte con lanza térmica llevándose de su interior joyas por un valor de mas de dos millones de euros.

Los cabecillas de la organización, utilizaban a terceras personas
(preferentemente sin antecedentes), para que realizaran funciones de vigilancia y transporte, posteriormente tras perpetrar el hecho y pagarles una pequeña comisión, la organización no volvía a tener contacto con ellos.

Además del robo con fuerza como delito originario, se ha conseguido desarticular una amplia estructurada red de personas que eran utilizados por el jefe de la organización como "reclutas" para la comisión de todo tipo de delitos entre ellos hurtos continuados de forma diaria.

Unos se dedicaban a realizar hurtos continuados en tiendas de "alto standing" donde unos sustraían bolsos de alto valor en la denominada "milla de oro" mientras otros se dedicaban a recepcionar y dar salida a los objetos robados por los primeros.

En el momento de cometer el robo a la joyería, los autores estaban
completamente embozados de forma integra todo su cuerpo y rostro
utilizando ropas oscuras y discretas difícilmente reconocibles, para que en el caso de poder ser captados por alguna cámara o testigo del hecho, no pudieran ser identificados por las Fuerzas y Cuerpos de seguridad.

De los detenidos, nueve han ingresado en prisión. La banda estaba compuesta por personas de diferentes nacionalidades, con varios españoles, un uruguayo, un brasileño y otro originario de Perú, entre otros.

Contador