Hazte Oír llama a la Policía Nacional para denunciar la retención de su bus, medida que ve propia de una "dictadura"

Portavoz de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga
HAZTE OÍR
Actualizado 01/03/2017 14:54:21 CET

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El colectivo Hazte Oír ha contactado por la Policía Nacional para denunciar la "retención ilícita" del bus de su campaña contra la transexualidad infantil por parte del Ayuntamiento y entiende que esta medida es propia de "una dictadura y no de una democracia".

Así lo ha indicado el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en declaraciones a los medios de comunicación este miércoles tras desplazarse al aparcamiento donde está retenido el vehículo, en la carretera de Vicálvaro a Coslada.

El propio Arsuaga ha llamado al 091 en su comparecencia para contactar con la Policía Nacional y exponer de forma telefónica su denuncia por lo que consideran retención ilegal del vehículo por parte de la Policía Municipal y el Consistorio.

El abogado del colectivo, José María Pérez Roldán, ha expuesto en la conversación mantenida con la Policía que hasta el momento no han recibido ninguna resolución judicial ni acuerdo con la Fiscalía que impida el "derecho constitucional" de la libre circulación del vehículo contratado por Hazte Oír, lo cual podría suponer un "delito" de "retención ilegal" del bus e incluso una presunta "prevaricación".

En declaraciones posteriores a Europa Press, Arsuaga ha explicado que sus abogados "han estudiado las dos ordenanzas" que el Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que incumple el autobús, y "no existe ninguna disposición por la que un autobús de una asociación civil sin ánimo de lucro que transmite unas ideas determinadas" no pueda circular, ya que aseguran que su asociación "queda excluída de esa ordenanza de emitir publicidad".

Asimismo, ha relatado que la Policía Nacional les han confirmado que "no van a tomar acta porque el asunto estaba judicializado". "Que sepamos, en España son los jueces y no un fiscal los que pueden tomar una medida cautelar como impedir que un autobús no haya podido salir", argumenta Arsuaga.

Arsuaga ha comentado que el bus está retenido "de forma ilegítima" y que sus derechos de libertad de expresión y de pensamiento están siendo vulnerados en una actuación "propia de una dictadura y no de una fiscalía", aludiendo que supone un "delito de odio" difundir un hecho "biológico" como el lema "los niños tienen pene y las niñas vulva".

El presidente de Hazte Oír sostiene que no se ha presentado ningún escrito sobre la aplicación de la inmovilización y que conocen por los medios que el Gobierno municipal, que tiene unas ideas "concretas" sobre la "ideología de género", ha presentado una denuncia ante la Fiscalía.

Arsuaga ha relatado que el bus no está precintado pero sí retenido por la Policía Municipal, que está siendo a su juicio utilizada por el Gobierno municipal como una "policía de pensamiento" para "conculcar sus derechos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies