Juan Carlos Quer desea que la muerte de su hija “suponga un antes y un después para lograr una sociedad más segura”

Diana Quer
FACEBOOK DE DIANA QUER
Actualizado 17/01/2018 22:22:20 CET

POZUELO DE ALARCÓN, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha deseado este miércoles, a las puertas de la iglesia donde se celebra el funeral por su hija, que su asesinato "no quede solo en una página de sucesos" y que su crimen "suponga un antes y un después para lograr una sociedad más segura"

"Tenemos un extraordinario dolor, compartimos esta ceremonia con familiares y amigos y porque eso es lo que hubiera querido mi hija. Queremos compartir este momento con las personas de bien que de modo desinteresado han contribuido a la resolución de la localización del cuerpo de mi hija. Especial reconocimiento al pueblo gallego y al resto de España por la solidaridad y cariño que nos han transmitido", ha señalado.

De hecho, el padre ha recordado que a la misa han acudido los alcaldes gallegos de Rianxo y A Pobra y voluntarios de Protección Civil "que se tiraron al monte de mantera desinteresada para intentar localizar a Diana". También han agradecido el trabajo de la Guardia Civil. "Esperamos que la sociedad se conciencie del enorme valor de poder contar con un equipo de personas tan solidaria, humana, profesional, que de modo desinteresado trabajan haciendo cada caso como si fuera el suyo propio", ha añadido de la Benemérita.

El padre de la joven asesinada ha querido compartir su dolor con varias asociaciones de personas desaparecidas porque "saben el calvario que supone, lo que se sufre cada día, nuestra solidaridad, recuerdo, apoyo a todas a las víctimas de desaparecidos". "Tenemos un proyecto por delante muy bonito", ha dicho.

Al mismo tiempo, ha agradecido su presencia en el funeral a Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz; Antonio del Castillo, el padre de Marta del Castillo; Rocío Veitez, madre de dos niñas asesinadas por su padre: y Ruth Ortiz, la madre de los niños Ruth y José asesinados por su padre.

"Nos une el dolor y drama por perder a nuestros hijos en unas cuestiones tan trágicos y tenemos un objetivo común: que la vida de nuestros hijos no quede en una página de sucesos, que supongan un antes y después para la sociedad y conseguir una sociedad más justa, solidaria y fundamentalmente más segura para nuestros hijos. Fue Diana pero pudo haber sido Rosa o María o cualquiera", ha añadido.

Por último, Juan Carlos Quer ha agradecido especialmente el comportamiento del Ayuntamiento de Pozuelo, "donde hemos sido tan felices" y también a los ciudadanos madrileños representados por su presidenta, Cristina Cifuentes, que ha entrado pocos minutos a la iglesia de la avenida de Pozuelo. Y por último, ha tenido unas muestras de cariño a los medios de comunicación "por su trabajo, solidaridad, comprensión y humanidad".