El Parlament celebra este martes la investidura pendiente de si regresa Puigdemont

Roger Torrent al ser nombrado presidente del Parlament
@JUNTSXCAT
Actualizado 29/01/2018 19:47:56 CET

Si Puigdemont no asiste, Torrent deberá decidir si la Cámara desobedece de nuevo al TC

El juez vuelve a reclamar al CTTI los correos de dirigentes independentistas al no haber facilitado todos los datos

Llarena les vuelve a decir a Junqueras y Sánchez que no pueden acudir al Parlament

BARCELONA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Parlament de Cataluña tiene previsto celebrar este martes a las 15 horas la primera sesión del pleno para investir a Carles Puigdemont (JxCat) presidente de la Generalitat, pero persiste la gran de incógnita de si el candidato regresará de Bélgica para estar en el hemiciclo.

El Tribunal Constitucional y un informe de los letrados de la Cámara coinciden en que para ser reelegido es imprescindible que Puigdemont acuda en persona, pero si lo hace, se arriesga a ser detenido y eventualmente encarcelado, ya que contra él pese una orden de detención si pisa territorio español.

El Alto Tribunal añade que no basta con acudir presencialmente al pleno, sino que también es necesaria una autorización judicial del Tribunal Supremo que Puigdemont no contempla pedir.

En cambio, Puigdemont sí que ha solicitado amparo al presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, para que adopte "las medidas necesarias para salvaguardar los derechos y prerrogativas del Parlament y sus miembros" y poder ser así investido.

Si Puigdemont decide no volver e insiste en ser investido a distancia, toda la presión recaerá en los cuatro miembros independentistas de la Mesa del Parlament (dos de ERC y dos de JxCat) y, más especialmente, el nuevo presidente de la Cámara.

Torrent entonces tendrá que decidir si sigue adelante con el pleno y desobedece la interlocutoria del Tribunal Constitucional, o si frena el plenario y abre un escenario sin precedentes: nunca antes la Cámara catalana había paralizado un proceso de investidura en marcha.

La ley catalana que marca los plazos para la investidura establece que hay dos meses para encontrar un presidente una vez se pone en marcha el mecanismo, pero no regula qué pasaría con los plazos si Torrent frena el proceso por ausencia del candidato; en este caso, Carles Puigdemont.

Si el pleno empieza a celebrarse sin Puigdemont, Cs, PSC y PP ya han anunciado que pedirán su suspensión y, Torrent y la Mesa, deberán decidir si atienden esta suspensión o prosiguen el debate sin la presencia del candidato a ser investido.

MÁS INCÓGNITAS

Si el pleno llegara a celebrarse, el bloque independentista suma 70 diputados y el no independentista 65, por lo que, en condiciones normales, Puigdemont podría ser investido en primera vuelta ya que necesita la mayoría absoluta y ésta está fijada en los 68 escaños.

Sin embargo, de los 70 independentistas, hay cuatro votos que no están garantizados: el diputado de ERC en Bélgica Toni Comín no votará porque ha renunciado a delegar de voto; Puigdemont tampoco lo ha pedido, por lo que, si no regresa, tampoco votará; y Oriol Junqueras y Jordi Sànchez han pedido desde la cárcel delegar el voto, una decisión que depende de la Mesa.

REUNIÓN DE LA MESA A LAS 10

La Mesa se reúne este martes a las 10 horas precisamente para estudiar las delegaciones que han pedido Junqueras y Sànchez y, si da luz verde, los independentistas tendrían los 68 votos necesarios para investir a Puigdemont a la primera y no tener que esperar a una segunda vuelta 48 horas después.

Si la investidura se celebra pero Puigdemont no llega a los 68 escaños, se celebrará una segunda vuelta el viernes de esta misma semana, y en aquel pleno le valdría con un mayoría simple, es decir, 66 votos, uno más que los 65 que forman el bloque no independentista.