Trump está obsesionado con Rusia y ve a China como una amenaza, según expertos

Donald Trump
CARLOS BARRIA / REUTERS
Publicado 07/02/2017 15:49:30CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EEUU, Donald Trump, está "obsesionado" con Rusia desde mucho antes de llegar a la Casa Blanca, ve a China como "una amenaza" y apuesta con fuerza por la desregulación del mercado dentro de EEUU, coinciden en señalar varios analistas que han participado en un debate organizado por el Real Instituto Elcano y la Fundación Botín.

Ante una nutrida presencia de embajadores acreditados en España, el editor de la prestigiosa revista estadounidense 'The Atlantic', Steve Clemons, y dos investigadores asociados al Elcano, Paul Isbell y Ulrich Speck, han intercambiado puntos de vista en torno a la política exterior que esperan de Trump y las consecuencias que tendrá en todo el mundo.

Clemons ha coincidido con Isbell en la obsesión de Trump con Rusia, "que no es nueva", pues ya por el año 2000 el multimillonario mostró interés en ser negociador con Putin en cuestiones de desarme.

El periodista tuvo oportunidad de vivir en primera persona esta obsesión de Trump con Rusia cuando cubrió como periodista la Convención Republicana de julio pasado donde se hizo oficial la candidatura de Trump a las presidenciales de noviembre.

En esa reunión, donde se definieron también las propuestas políticas del partido, el equipo de Trump no estaba para nada interesado en el programa del partido, salvo en un punto, aquél que apostaba por poder suministrar armas letales a los ucranianos para defenderse de Rusia. Trump se opuso y consiguió eliminar este punto del paquete de propuestas del partido.

TRUMP TIENE QUE FIJAR POSICIÓN EN IRAN

Pero la mejora de la relación que Trump aspira a tener con Rusia conduce inexorablemente a Irán, advierte Clemons, que insta a Trump a que fije su posición respecto de Teherán, aliado de Moscú.

Por el momento, Trump ha calificado de "desastroso" el acuerdo sobre el programa nuclear iraní alcanzado por la Administración Obama y las grandes potencias europeas, pero más allá de eso, los expertos siguen sin ver un movimiento que permita afirmar qué política seguirá Trump con Irán.

Clemons recuerda que asesores de Obama ya comentaban cómo cada vez se sentían más cómodos con Irán y más incómodos con Arabia Saudí. Ante este posible giro que podrían dar las relaciones de EEUU con Rusia e Irán, Clemons se ha referido a la polémica por el muro con México como una crisis de inmigración "ficticia", pues EEUU necesita trabajadores mexicanos.

El editor de The Atlantic también está convencido de que Trump considera a China "una amenaza". Isbell coincide con él, pero no cree que el acercamiento de Trump a Rusia esté diseñado para contener a China, que puede pasar a convertirse en la gran potencia defensora del orden internacional liberal establecido tras la II Guerra Mundial y del acuerdo contra el cambio climático.

Por su parte, Speck ha subrayado la conveniencia de que los europeos se esmeren en intentar ejercer influencia sobre el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson.

Clemons también ha compartido algunas interioridades sobre el reducido equipo de asesores que rodea a Donald Trump. En su opinión, el hombre fuerte de la Casa Blanca es el ultraderechista Steve Bannon, mientras que existen grandes divisiones y odios entre el resto de asesores de confianza de Trump, por lo que existen dudas sobre el tiempo que aguantarán colaborando juntos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies