Vila podrá salir si paga 50.000 euros porque ha desistido del 'procés', aunque le retirarán el pasaporte

Santi Vila llega a la Audiencia Nacional para declarar por rebelión
EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 18:24:55 CET

SIGUE AQUÍ LA ÚLTIMA HORA SOBRE CATALUÑA

Junqueras y los ocho exconsejeros del Govern cesado ingresarán en cinco centros penitenciarios de Madrid

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela considera que en el caso del exconsejero de Empresa y posible candidato del PEdCAT Santiago Vila no se aprecia riesgo de reiteración delictiva "teniendo en cuenta que él mismo desistió voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista "un día antes de la declaración unilateral de independencia.

Por esta razón, y a diferencia de lo que ha acordado para el resto de los exmiembros del Govern que han acudido este jueves a la Audiencia Nacional, ha dictado que pueda abandonar la prisión si paga una fianza de 50.000 euros.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 ha diferenciado entre Vila y los otros ocho exconsejeros que han comparecido y ha dictado para él extitular de Empresa un auto diferenciado en el que aprecia unas "especiales circunstancias concurrentes". Por ello, y coincidiendo con el escrito de la Fiscalía, fija fianza para que pueda eludir la medida cautelar de prisión.

Añade en todo caso que, de consignarse la fianza, Vila quedará sometido a "las medidas aseguratorias" que se fijen en ese momento y que supondrán en todo caso la prohibición de salida del territorio español, la entrega de pasaporte en el plazo de un día ante este Juzgado, comparecencias quincenales, fijación de un teléfono donde poder ser localizado inmediatamente y fijación de domicilio.

Pese a la ausencia de reiteración delictiva, la juez sí aprecia en Vila un riesgo de fuga similar al que ha señalado en el caso del exvicepresidente Oriol Junqueras y los otros ocho exconsejeros para los que ha acordado prisión provisional teniendo en cuenta la relevancia de los delitos que se le imputan y de la pena a que se enfrenta, que puede llegar a los 25 años por el delito de rebelión, los 15 por sedición y hasta diez años si la malversación de caudales públicos que se le imputa haya producido falseamiento de la contabilidad.

En todo caso, la juez destaca la "especial importancia" del papel que Vila protagonizó desde su cargo público, sin el cual "el proceso independentista no hubiera podido impulsarse". Añade que el exconsejero "jugó un papel activo, impulsando el proceso soberanista minuciosamente diseñado y franqueando toda clase de barreras que pudieran desviarles de su última finalidad".

PERTENENCIA A ÓMNIUM

Añade que Vila "viene operando dentro de un grupo perfectamente organizado de personas, apoyadas por asociaciones soberanistas con poder y capacidad para auxiliarle en su posible huida de la justicia" y que de hechos pertenece a Ómnium, "asociación que ha jugado un papel decisivo en el proceso soberanista".

Añade la juez que también existe "alta probabilidad de que el querellado pueda proceder a ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba", teniendo en cuenta los cargos que han ostentado hasta hace tan sólo unos días en las principales Instituciones del Govern de la Generalitat.