Policía Foral detiene a seis personas por diferentes requisitorias judiciales

Publicado 23/07/2017 10:42:29CET

   Los hechos se han producido en Tudela, Marcilla, Castejón y Mutilva

   PAMPLONA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Foral ha detenido en los últimos días a seis personas, cinco varones y una mujer, sobre las que pesaban diferentes órdenes de detención dictadas por distintos juzgados tras la comisión de delitos. Uno de ellos ha ingresado en prisión.

   En Tudela se materializaron tres detenciones. El primero, un vecino de 50 años que había cometido numerosos delitos. Al ser identificado en la calle Muro se supo que se había dictado una orden judicial para su detención y pasó al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 5.

   El segundo un bilbaíno de 39 años, identificado en el Paseo Pamplona. Se comprobó que tenía una requisitoria de un juzgado de Bilbao para búsqueda y detención, por lo que fue puesto a disposición judicial en Instrucción nº 3 de Tudela.

   La tercera, una mujer de 19 años, con numerosos antecedentes, sobre la que pesaba una orden ejecutoria penal por el impago de una multa de 690 euros para evitar el ingreso en prisión. Tras hacer efectivo el pago su pareja, y finalizadas las diligencias, fue puesta en libertad.

   En Marcilla agentes de la comisaría de Tafalla han detenido a un vecino de Funes de 53 años, nacido en Argelia, sobre el que recaía una orden de búsqueda y detención. El Juzgado de lo Penal Nº 2 de Pamplona requería su personación por un presunto delito de abandono de familia.

   En Castejón una patrulla de Tudela observó de noche a un vecino de 27 años, nacido en Marruecos, manipulando un contenedor de pilas con una llave inglesa. Al identificarlo se descubrió que sobre él pesaba una orden de personación emitida por un juzgado de la capital ribera, por lo que fue detenido y trasladado a comisaría.

   Finalmente, en Mutilva, agentes de Prevención-Pamplona han detenido a un varón de 37 años y nacido en Bulgaria, al tener una orden de ingreso en prisión por quebrantamiento de condena, emitida por un juzgado pamplonés. Fue apresado en su domicilio, después de que su pareja actual negara a los agentes que se encontraba en el mismo, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies