Cuatro destinos para los más cinéfilos

 

Cuatro destinos para los más cinéfilos

Playa de los Genoveses
ESGAR VIAJES
Cádiz Nueva York Parque Doñana Escenario de Gran Hotel Budapest
Publicado 07/02/2015 11:00:05CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Disfrutar de una buena película en una sala o en el salón es una opción muy válida, tanto como lo es trasladarse a los lugares de rodaje de tu escena preferida y sentir el escenario en directo.

Visitar los lugares de los largometrajes que optan a los premios Goya y a los premios Óscar es una buena excusa para hacer las maletas y no hace falta ir muy lejos para ello, tal y como recomienda Esgar Viajes.

Un destino en territorio nacional son las playas gaditanas, en las que el actor Daniel Monzón da vida a los inicios de un narcotraficante que se recorre el estrecho de Gibraltar pero también otras aguas, como son las de Gran Canaria y Almería.

Algeciras, otro punto de interés para quienes disfrutaron de las persecuciones en pleno mar, es un punto intermedio entre Europa y África, en las que el turista podrá disfrutar de la Plaza Alta y la parroquia de Nuestra Señora de La Palma, además de la playa conocida como El Rinconcillo o el faro de Punta Carnero.

El Cabo de Gata, en Almería, acogió las trepidantes persecuciones en motos de agua de la película 'El Niño', mientras que en Gran Canaria, declarada Reserva Natural de la Biosfera por la UNESCO en 2005, fue descrita como "un regalo para el cine" por Monzón.

El viajero podrá además seguir explorando Andalucía con los escenarios de 'La Isla Mínima', otra de las favoritas de los espectadores este año.

La historia de intriga se ubica en la España de los 80, y ante la cámara se planta la Isla Mayor para dar vida a la trama, con las marismas del Guadalquivir y el Parque de Doñana. La investigación policial transcurre con el telón de fondo de la iglesia de San Juan Bautista y del pueblo de Coria del Río, que se pueden contemplar desde un barco fluvial.

FUERA DE ESPAÑA Y DE LA PANTALLA.

Los largometrajes como el colorista 'Gran Hotel de Budapest', que despertaron el interés con el funicular de acceso al hotel o la pastelería Mendl's, fruto de la imaginación y del equipo de rodaje.

Sin embargo, sí se puede visitar Görlitz, al este de Alemania y en la frontera checo-polaca, un lugar que ya ha acogido numerosos rodajes inspirados de películas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial.

También se puede viajar al hotel Grandhotel Pupp, en la República Checa y el ejemplo del director para narrar su propia historia.

Menos soñador y más cosmopolita es Nueva York, el hogar del protagonista de 'Birdman', con el Times Sqauere de fondo y un rodaje que apenas duró 30 días, una de las sorpresas en las carteleras y posible premiada de los Óscar.

En concreto, Broadway es el lugar ideal para quienes abandonaron encantados su butaca, al ser el escenario en el que se desarrolla más de la mitad de la película. El teatro de Sant James es un lugar de visita obligada para los cinéfilos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies