Unos 80 inmigrantes siguen acogidos de emergencia en el frontón de Andarax (Almería) tras colapso de módulos del puerto

Salvamento en el Puerto de Almería
Archivo/EUROPA PRESS/SALVAMENTO
Actualizado 16/10/2018 15:30:25 CET

ALMERÍA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El frontón municipal Andarax de la capital, habilitado el domingo para recibir a las personas rescatadas en pateras en el mar de Alborán ante el colapso de los módulos del puerto de Almería, acoge todavía este martes a 80 inmigrantes a la espera de que los funcionarios de la Policía Nacional puedan completar los trámites de Extranjería.

Fuentes de la Comisaría Provincial han confirmado a Europa Press que en las últimas horas se ha trasladado a alrededor de un centenar de personas hasta el puerto de Almería, ya desalojado, por lo que, si no se producen nuevos rescates, la previsión es que este alojamiento provisional de emergencia quede clausurado.

Un total de 185 personas permanecía acogidas el lunes en el frontón habilitado en el marco del plan de emergencia activado por la Subdelegación de Gobierno, Ayuntamiento y Cruz Roja mientras que otras 187 personas esperaban en los módulos que operan en el puerto.

Las instalaciones del frontón, ubicado a lado del pabellón Rafael Florido, se han ido desalojando a medida que han sido puestos a disposición de las ONG los inmigrantes acogidos en el puerto.

En la jornada del domingo fueron trasladados a los módulos del puerto un total de 90 personas, en dos tandas de 40 y 50, pero el frontón continúa activo ya que están desviando al puerto almeriense todos los auxiliados en pateras en el mar de Alborán por falta de capacidad de acogidas en los de Motril (Granada) y Málaga.

Las mismas fuentes atribuyeron la medida al hecho de que la "única" provincia que contaba con un plan de emergencia de este tipo en Andalucía Oriental es Almería y los puertos "están saturados".

Los menores que permanecían en estas instalaciones fueron puestos de inmediato bajo la tutela de la Junta de Andalucía mientras que a las mujeres se les dio "prioridad" para ser puestas bajo la protección de ONGs dada "su situación de vulnerabilidad y el que muchas de ellas son víctimas de redes de trata".

Cruz Roja ha dispuesto los medios necesarios para que el espacio pueda ser un centro de estancia mientras se llevan a cabo los trámites administrativos pertinentes y este está siendo custodiado por cinco agentes de la Policía Nacional y por voluntarios de la organización que les realizaron una primera asistencia sanitaria para valorar si precisan de tratamiento médico.