Publicado 23/09/2019 13:39CET

El alcalde de Roquetas de Mar ve un "palo duro" la caída de Thomas Cook aunque Almería "no es la más afectada"

Zona de embarque del Aeropuerto de Almería
Zona de embarque del Aeropuerto de Almería - EUROPA PRESS - Archivo

ROQUETAS DE MAR (ALMERÍA), 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Roquetas de Mar (Almería), Gabriel Amat, ha manifestado este lunes que la quiebra del operador de viajes británico Thomas Cook supone un "palo duro" para el sector turístico español, si bien Almería no se sitúa como la provincia "más afectada", por lo que ha instado a trabajar de modo conjunto para "reponernos rápidamente".

"Todos tenemos que remar y apretar el hombro para salir adelante en momentos difíciles y complicados", ha manifestado el primer edil roquetero durante la presentación de actividades por el Día Mundial del Turismo antes de reconocer las "malas noticias" que llegaban con la caída del touroperador.

Amat ha afirmado que el sector cuenta con "capacidad suficiente para buscar formas y alternativas" que "sustituyan" al operador y permitan mantener el flujo de visitantes procedentes de Reino Unido. "Cuando llueve todo el mundo se moja y en este caso ha caído un chaparrón en Inglaterra y nos ha pillado a todos", ha indicado.

El alcalde ha insistido en el "buen año" con el que han contado los hosteleros de Roquetas, que mantienen una alta ocupación hotelera tras una temporada en la que se ha mantenido una media "por encima del 90 y 95 por ciento", lo que ha achacado a los "buenos servicios" que se unen a las playas del municipio y a la "seguridad" del destino.

Con esto, ha afirmado que desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar van a trabajar por "promocionar todavía más" su destino con el fin de romper la estacionalidad e intentar que los hoteles permanezcan abiertos al menos durante diez meses al año.

Cabe recordar que Thomas Cook tenía programados para esta semana un total de 12 vueltos con origen o destino Almería, para enlazar entre el 25 y 29 de septiembre con los aeropuertos de Birmingham, Londres Gatwick y Manchester.

ALMERÍA SE VE AFECTADA "MÍNIMAMENTE"

Por otra parte, desde el Ayuntamiento de Almería han asegurado que la quiebra de Thomas Cook afecta "mínimamente" a la capital, puesto que los acuerdos que hay entre los hoteles de la ciudad y el operador turístico tenían su grueso de clientes en la "división escandinava y del centro de Europa".

La capital contaba con un convenio de colaboración suscrito en 2017 y con vigencia hasta, al menos, 2020 para llevar a los hoteles de El Toyo, de mayo a octubre, a cerca de 25.000 turistas procedentes de Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, Holanda y Alemania. Pese a todo, han insistido en que el mercado británico era el de menor peso en la capital.

"El daño no es tan acuciado como el que pueda tener Roquetas de Mar u otros sitios", han trasladado a Europa Press fuentes municipales, desde donde se ha advertido de que, desde hace meses, se trabajaba con "otros operadores" para captar más clientes.

MOJÁCAR EVITA LA CRISIS

Por su parte, el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Mojácar, Emmanuel Agüero, ha explicado a Europa Press que los hoteles del municipio no se han visto afectados por la crisis ya que, aunque uno de los grupos de la zona trabaja con Thomas Cook, lo hace "a inicios de temporada", con lo que durante el verano y posteriormente los visitantes proceden fundamentalmente de España y Bélgica, entre otros.

En este sentido, y tras haber mantenido los primeros contactos con las empresas de la localidad, desde el Ayuntamiento confían en poder "reconducir" el flujo de turistas británicos a través de otros touroperadores, ya sea a través de nuevos acuerdos o reforzando los lazos existentes con otros de fuerte implantación, como Jet2.

"Lo que sea restar es malo", ha reconocido en cualquier caso Agüero, quien pese a todo ha observado que hay "margen" de cara al próximo año para trabajar y mantener el volumen de visitantes que acude al 'pueblo blanco'.

Para leer más