Actualizado 27/10/2007 20:18 CET

Almería.- La Junta constata el cumplimiento de los protocolos dictados contra la 'lengua azul'

ALMERÍA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado de la Consejería de Agricultura y Pesca en la provincia de Almería, Juan Deus, aseguró hoy que los protocolos preventivos dictados a consecuencia de los brotes de 'lengua azul' detectados en tres explotaciones de Adra y Berja están siendo cumplidos por los empresarios, de quienes destacó su "preocupación" por la reducción del precio de sus productos mientras 241.000 cabezas de ganado han sido ya inmovilizadas en la provincia.

En declaraciones a Europa Press, Deus explicó que tras los brotes registrados en Adra y Berja no se han producido más muertes de cabeza de ganado, la situación sigue "igual" con 241.000 cabezas de cabaña ovina y caprina inmovilizadas, lo que supone el 58,6 por ciento del global de la provincia.

Las medidas del protocolo preventivo afectan a un total de 1.568 de las 2.492 explotaciones de Almería --un 62,9 por ciento-- de las comarcas del Poniente, Alto Andarax, Bajo Andarax y Alto Almanzora, mientras que quedan libres de restricción Los Vélez y el Bajo Almanzora, toda vez que Deus aseguró que el sector empresarial está cumpliendo los parámetros del programa de prevención.

Entretanto, reconoció que el sector está "preocupado" por las consecuencias de estos brotes en lo que al precio final de sus productos se refiere.

Hasta la fecha, las muestras tomadas por los servicios veterinarios oficiales han confirmado la existencia de un brote en Adra y dos en Berja, que suman 903 animales --682 ovejas y 221 cabras--, de los que sólo cinco han muerto tras la notificación de sospecha.

Las medidas preventivas consisten en la restricción de movimientos de animales entre explotaciones, tanto en la misma zona de restricción y, por supuesto, hacia zonas libres de enfermedad. Sólo está permitido el movimiento en determinadas condiciones, cumpliendo estrictamente, de manera previa, con analíticas en la explotación y desinsectación completa de la misma y de los animales. La enfermedad no se transmite por contagio, sino a través del mosquito "culicoides", y, por tanto, los tratamientos mediante insecticidas autorizados son de las medidas más eficaces.