Amigos del Parque urge a Junta, Ayuntamiento y Diputación de Almería a colaborar para rehabilitar el Cortijo del Fraile

Publicado 05/10/2019 11:09:44CET
El cortijo del Fraile ubicado en Níjar (Almería) durante sus primeras obras de consolidación
El cortijo del Fraile ubicado en Níjar (Almería) durante sus primeras obras de consolidación - EUROPA PRESS/REMITIDO - Archivo

ALMERÍA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La asociación 'Amigos del Parque Natural Cabo de Gata' ha urgido a Ayuntamiento de Níjar, a Junta de Andalucía y a Diputación Provincial a que inicien "las conversaciones necesarias" para abordar la rehabilitación del Cortijo del Fraile ya que la propiedad privada "no ha sido capaz de garantizar una adecuada promoción" de los valores históricos de este inmueble declarado Bien de Interés Cultural (BIC), "propiciando un avanzado estado de deterioro".

El colectivo conservacionista indica en sendos escritos remitidos a las tres administraciones que el monumento, escenario de los hechos que inspiraron las 'Bodas de Sangre' de Federico García Lorca o el 'Puñal de Claveles' de Carmen de Burgos, 'Colombine', que es "urgente" que se adopten "desde la iniciativa pública" medidas para garantizar una rehabilitación integral y su puesta en valor cultural.

En los citados escritos, consultados por Europa Press, 'Amigos del Parque' considera que las administraciones competentes, "en colaboración con la sociedad civil organizada", deben crear "espacios de deliberación para consensuar soluciones atendiendo al interés general, en este caso este legado histórico de la provincia de Almería".

Aboga, en esta línea, por un convenio de colaboración "como mejor forma de colaboración" para gestionar el Cortijo del Fraile entre la Junta de Andalucía al 50 por ciento, Ayuntamiento de Níjar al 30 por ciento y Diputación Provincial de Almería al 20 por ciento, dentro de las competencias de cada administración.

"Esta forma de colaboración garantizaría la financiación necesaria para realizar una reforma integral del BIc para su puesta en valor y darle algún uso idóneo que podría ser cultural y turístico, por lo que entendemos que las administraciones deberían firmar este convenio de colaboración", remarcan.

El colectivo recuerda que la Junta de Andalucía tiene competencias en materia de patrimonio histórico según lo establecido en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía para garantizar y promocionar los valores históricos mientras que el Ayuntamiento de Níjar tiene competencias en materia de urbanismo y fomento de la cultura.

Por otro parte, apuntan que la Diputación Provincial de Almería tiene competencias en promoción del turismo y cultura en la provincia de Almería y auxilio a los municipios, siendo el Cortijo del Fraile un atractivo con su adecuada rehabilitación y promoción turística y cultural.

La propuesta llega cuando, tras más de un año desde la vista, no se haya sustanciado aún en el
el Juzgado de lo Contencioso-administrativo 1 el proceso que debe decidir si el Ayuntamiento de Níjar debe o no adoptar de manera "urgente" medidas para garantizar la conservación y rehabilitación o, por si el contrario, es una competencia de la Junta andaluza.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ordenó en mayo de 2017 al juzgado de Almería que reabriese el procedimiento archivado en 2014 y determinase si el Ayuntamiento nijareño había incurrido en inactividad con respecto a sus obligaciones con respecto a este Bien de Interés Cultural.

El juez que ordenó en ese mismo año al Consistorio la adopción cautelar de medidas urgentes ante el estado de deterioro del Cortijo del Fraile archivó el procedimiento después de que el propio Alto Tribunal Andaluz determinase en un auto de diciembre de 2013 que la competencia de su conservación recae en la Junta de Andalucía y anulase las citadas medidas cautelares.

La Asociación de Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) recurrió a la vía judicial al entender que es la administración local la que tiene las competencias en materia urbanística y dispone de las herramientas necesarias para exigir al propietario la estabilidad del edificio.

OBRAS DE EMERGENCIA EJECUTADAS

La empresa propietaria finalizó hace dos años las obras de consolidación exigidas por la Junta de Andalucía y que contaron con un presupuesto de entorno a 47.600 euros con los que se procedieron al desmontado de los forjados de cubierta derrumbados total o parcialmente y de los tramos de muros interiores con peligro de colapso, así como a la recomposición de tramos de las fábricas de mampostería derrumbadas de las fachadas exteriores del conjunto.

La actuación también conllevó la consolidación de los muros de fachadas e interiores mediante retacado de fisuras, grietas y huecos; el sellado de coronación y reposición de revestimientos, todo ello con mortero de cal; y el tratamiento con aguada de cal.

Igualmente, preveía la actuación parcial de soleras de mortero de cal para evacuación de aguas de lluvia, la selección, acopio e inventariado de materiales derrumbados y desmontados para su posterior reutilización, y el desbroce del terreno, limpieza del conjunto y andamiaje.

Asimismo, la entidad ya realizó obras de consolidación en el campanario y en la fachada principal con una inversión de 140.000 euros para frenar el deterioro del inmueble, prácticamente en estado de ruina, en el invierno de 2015. Los nuevos trabajos consolidaron los muros externos del recinto pero no actuaba sobre los ya derruidos.

A pesar de estas actuaciones, en 2017 la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz volvió a incoar queja de oficio para interpelar a la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Almería sobre las actuaciones en el Cortijo del Fraile ante la existencia de "distintas iniciativas" en el ámbito judicial en torno a la ejecución y puesta efectiva de las intervenciones ordenadas a la mercantil propietaria del inmueble.

Desde la finalización de estas obras de emergencia, asociaciones conservacionistas han instado a la realización de nuevos trabajos al tiempo que han reavivado el debate sobre la cesión, compra o expropiación del edificio garantizar su rehabilitación y puesta en valor con uso cultural, civil y turístico.

Contador

Para leer más