Publicado 14/09/2020 18:00:28 +02:00CET

Ayuntamiento pide a la APA el frente litoral entre San Miguel y Muelle de Levante para empezar "transformación"

Crucero en el muelle de Levante del puerto de Almería
Crucero en el muelle de Levante del puerto de Almería - APA

ALMERÍA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Almería (APA) la concesión demanial del frente marítimo junto al Muelle de Levante y Las Almadrabillas "como primer paso" de la ejecución del proyecto Puerto-Ciudad.

Con una superficie total de 83.875 metros cuadrados, 72.521 metros cuadrados de zona de tierra y 11.354 metros de zona de agua, abarca un frente marítimo continuo entre el espigón de San Miguel y el muelle de Levante.

La concesión demanial se solicita con carácter gratuito, adjudicación directa y sin sujeción a tasa o canon concesional por un periodo de 50 años y, según ha explicado el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco,pretende que se pueda afrontar su urbanización y el proyecto Puerto- Ciudad "pueda materializarse en obras concretas".

Ha añadido que, obtenida esa concesión, el Ayuntamiento "se lanzará a la búsqueda de la financiación necesaria".

Paralelamente, la Autoridad Portuaria se encuentra en pleno proceso de la licitación de la redacción del proyecto de ampliación y adecuación del Muelle de Levante y de Recuperación Ambiental del Frente Marítimo de la Zona de las Almadrabillas, proyectos que "serían cedidos al Ayuntamiento con el objetivo de ser licitados".

Fernández-Pacheco ha insistido en que el paso dado resulta "imprescindible" para el desarrollo de las actuaciones previstas del Proyecto Puerto-Ciudad, contenidas en el MasterPlan que se está redactando y que se encuentra ya en su recta final, y que será refrendado en breve ante el pleno de la corporación.

El ámbito físico sobre el que se solicita la concesión demanial corresponde esencialmente con la Zona 3 del Plan de Utilización de los Espacios Portuarios (PUEP) de Almería, deduciendo la zona concesionada al Club de Mar y los edificios ocupados por actividades portuarias (Centro de Actividades Náuticas, Autoridad Portuaria, Salvamento Marítimo) e incluyendo las zonas de agua previstas para ampliación del Muelle de Levante y la situada frente a la desembocadura de la Rambla de Belén que pudiera servir de soporte para la regularización de la sección del Paseo Marítimo.

Con una superficie total de 83.875 metros cuadrados, con 72.521 metros cuadrados de zona de tierra y 11.354 metros cuadrados de zona de agua, la zona objeto de concesión abarca un frente marítimo continuo entre el espigón de San Miguel y el muelle de Levante.

Según el Ayuntamiento, en el tramo San Miguel-Club de Mar "se propiciará la continuidad funcional y estética de la sección del paseo Marítimo hasta esta zona, así como la integración con el actual parque de los Periodistas" y se realizarán esencialmente obras de urbanización para dotar el espacio de la calidad urbana que su ubicación y singularidad requiere. En el caso de ser viable, según ha añadido, podría ejecutarse una zona de baños.

Con respecto al Cable Francés, ha precisado que llevará a cabo la rehabilitación de la estructura del antiguo cargadero de mineral, así como la habilitación del espacio para el tránsito peatonal y posibles usos intensivos puntuales.

El Ayuntamiento ha detallado, asimismo, que en el tramo entre el Club de Mar y la Rambla de Belén se pretende dotar al paseo Marítimo de un ancho acorde a su intensidad de uso actual. En este tramo se procurará, siempre que la disponibilidad de terrenos lo permita, la integración del Club de Mar con los espacios peatonales del entorno, poniendo en valor la singularidad de este enclave náutico dentro del frente marítimo. También podrán realizarse actuaciones tendentes a la integración del Cable Inglés.

Por último, el Muelle de Levante ha apuntado que quedaría habilitado como una gran superficie urbanizada para el uso ciudadano, totalmente preparada para albergar en su caso usos intensivos permitidos por el planeamiento urbanístico y la legislación sectorial portuaria, sustituyendo de este modo el aparcamiento existente por usos más acordes a su ubicación en la trama urbana.

"Para potenciar su uso se eliminaría el actual espaldón, rematando la actuación con un nuevo muelle que permita potenciar y diversificar las posibilidades de esta zona, llamada a convertirse en un elemento dinamizador de la vida urbana en su conjunto", según ha rematado.

Fernández-Pacheco ha apelado a la "responsabilidad y almeriensismo de otras administraciones competentes para poder licitar las obras cuanto antes" y ha remarcado que para que los usos privados se puedan instalar en estos terrenos, en relación a la participación y gestiones que pueda llevar a cabo la Fundación Bahía Almeriport, "es necesario acometer la parte de obra pública que ahora el Ayuntamiento pretende impulsar", un objetivo que reclama de "financiación pública de otras administraciones al tratarse de espacios públicos, sin rentabilidad económica".

"Hablamos de la urbanización de los terrenos, de transformar el frente litoral, desde San Miguel al Muelle de Levante", que siendo públicas son de titularidad portuaria y que seguirán siendo públicas solo que bajo la tutela del Ayuntamiento", ha concluido.

Contador