Publicado 11/06/2020 13:30

Centro de menores de infractores 'Tierras de Oria' en Almería dice que se cumplió "escrupulosamente" con el protocolo

Imagen de archivo del Centro de Menores 'Tierras de Oria' en Almería.
Imagen de archivo del Centro de Menores 'Tierras de Oria' en Almería. - ASOCIACIÓN GINSO - Archivo

ALMERÍA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La asociación sin ánimo de lucro Ginso, que gestiona el centro de internamiento de menores infractores 'Tierras de Oria' en Almería, ha indicado que las medidas de contención empleadas con Iliass T., de 18 años, fueron "correctas" y que se cumplió de manera "escrupulosa con el protocolo y procedimiento" que estaban vigentes en ese momento.

"La aplicación de esta medida es excepcional y se aplica tras haber agotado todos los recursos socioeducativos y terapéuticos, realizando la mínima fuerza imprescindible necesaria por parte de seis personas, una por cada extremidad y otra que inmovilice cada una de ellas, según regula el mencionado protocolo", ha trasladado en un comunicado.

La asociación remarca que así lo apreció la jueza de instrucción que investigó la muerte del joven de 18 años y acordó el archivo de la causa el pasado mes de enero, si bien la resolución ha sido recurrido por la familia del fallecido.

"Tras la investigación practicada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Purchena quedó patente la necesidad y correcta aplicación de las medidas de contención por parte de los empleados", destaca Ginso.

Al hilo de esto, y tras apuntar el "respeto" a la decisión de recurrir de la familia de Iliass T. y asegurar que siguen "como desde un primer momento a disposición de las autoridades desde una actitud transparente y colaborativa", critican la "filtración" del video que "solo refleja parte de lo acontencido el 1 de julio e 2019".

"Se ha sesgado la información difundida pero no vamos a entrar a valorar por respeto al fallecido y a sus familiares", sostiene para reiterar sus condolencias, "lamentando profundamente la pérdida del joven".

Ginso reivindica, asimismo, sus 19 años de experiencia y señala que por sus centros han pasado más de 10.600 jóvenes y "nunca ha sido condenada por ninguna circunstancia que tenga que ver con la atención que llevamos a cabo en la asociación con los menores infractores".

Añade que antes del incidente ocurrido en Oria, "jamás" ha sido investigada en ningún procedimiento penal y defiende que es "referente a nivel nacional".

"Colaboramos de forma habitual con distintas administraciones públicas ejerciendo una labor social de manera responsable y siempre teniendo como primer criterio de actuación el interés superior del menor y rechazando, como no podría ser de otra manera, cualquier discriminación por motivos de sexo, raza y género", concluye la entidad.

"PACIENTE PSIQUIÁTRICO EN ESTADO DE AGITACIÓN"

El Juzgado de Instrucción 1 de Purchena (Almería) ha archivado la investigación abierta tras la muerte al concluir que se trató de un fallecimiento "accidental" y que los trabajadores aplicaron "correctamente el protocolo vigente" en julio de 2019 cuando decidieron sujetarlo "mecanicamente" de manera "prolongada".

Para la jueza, ha quedado "patente" a lo largo de la instrucción la "necesidad" y la "correcta aplicación" de esta medida "prolongada" de sujeción, así como que le pusieran esposas previamente, al tiempo que remarca que se llevaron a cabo "en pleno cumplimiento de las directrices que, para su aplicación, mantenimiento y cese, se prevén en el protocolo".

Añade que se hizo "garantizando la integridad física del interno fallecido" y en cumplimiento de la "principal" finalidad que tienen estas medidas de sujeción; "impedir actos de volencia o lesiones del interno contra si mismo", así como de acuerdo al protocolo "entonces vigente".

"El protocolo está inspirado en una ley reguladora de la responsabilidad penal de los menores que no ha sido objeto de análisis en la presente instrucción, habiéndose limitado la misma a que se verifique su correcta aplicación, sin juzgar su contenido vigente en aquel momento", subraya la jueza para acordar el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra los cinco trabajadores investigados.

La autopsia concluyó que el fallecimiento del joven se trató de una muerte en custodia de un paciente psiquiátrico en estado de agitación, que acontece durante el proceso de contención mecánica. Los forenses precisaron que no se ha detectó en el cuerpo del joven "signos objetivos de uso de una fuerza extralimitada sobre el fallecido, tales como lesiones o signos sugerentes de sofocación o de compresión torácica intensa, en los hallazgos de la autopsia".