Detenido en Níjar (Almería) el responsable de un invernadero con 1.300 plantas de marihuana

Actualizado 29/07/2019 8:32:04 CET
Plantación de marihuana localizada en un invernadero de Níjar (Almería)
Plantación de marihuana localizada en un invernadero de Níjar (Almería) - GUARDIA CIVIL

ALMERÍA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido al responsable de una finca de invernaderos en la localidad almeriense de Níjar como presunto autor de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico tras localizar en ella un cultivo de 1.300 plantas de marihuana con una altura superior a los 1,50 metros.

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, la actuación se inició tras tener conocimiento de la posible existencia de una finca invernada de grandes dimensiones en la que se podía estar cultivando marihuana defraudando fluido eléctrico, que finalmente localizan en el paraje 'El jabonero', donde activan un discreto dispositivo para seguir la actividad en el invernadero.

La posterior inspección de la finca permite localizar un almacén totalmente calcinado, usado para la plantación de esquejes que después se habrían trasplantado al invernadero o vendido a terceras personas. El origen del incendio podría estar en la sobrecarga de la instalación eléctrica, ya que en dos estructuras "in door" cubiertas de plástico se observa totalmente inutilizada y calcinada una instalación con lámparas de gran potencia, reflectores y focos.

Ya en el interior del invernadero, los agentes observan una gran finca sembrada de plantas de marihuana con una altura superior a los 1,50 metros, con una compleja instalación de tubos, extractores y filtros de aire, que se alimenta del enganche ilegal a la red eléctrica. En total los agentes contabilizan 1.300 plantas de marihuana, que se intervienen junto al material usado para maximizar el rendimiento de la plantación.

Por todo ello, la Guardia Civil detiene a un vecino de Almería de 37 años de edad, identificado como R.M.M., por los presuntos delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Almería.