18 de febrero de 2020
 

A juicio ante jurado acusados de matar a un hombre con piedras y un pitón

Actualizado 01/02/2016 8:34:17 CET

ALMERÍA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La vista oral con tribunal de jurado contra los dos acusados de la muerte de un hombre en una discoteca en Níjar (Almería), a quien presuntamente propinaron una paliza empleando piedras y una cadena pitón, arranca este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería.

   M.A., de 31 años, y N.M., de 28 años, se enfrentan a la acusación del Ministerio de Público, que interesa penas individuales de 13 años de prisión como presuntos autores de un delito de homicidio del artículo 138 del Código Penal con la circunstancia agravante de superioridad.

   El jurado popular tendrá continuidad en tres sesiones más hasta el día 4. Está previsto que se reanude el día 8 para la entrega del objeto de veredicto, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

   La Fiscalía Provincial va a solicitar 13 años de prisión para cada uno de los dos acusados de acabar con la vida de un hombre después de propinarle una paliza en la que emplearon piedras y una cadena pitón tras una discoteca ubicada en el término municipal de Níjar (Almería).

   Según recoge la calificación provisional, los hechos tuvieron lugar a finales de mayo de 2013 cuando los procesados, ambos en situación irregular en el país, iniciaron una discusión con la víctima en compañía de una tercera persona en un descampado ubicado tras un local de copas de Campohermoso.

   El Ministerio Público, que también interesa una indemnización de 120.000 euros para los herederos de la víctima, apunta en su escrito que el motivo de la "violenta discusión" se debió a razones de dinero.

   Con esto, en el transcurso de la disputa, ambos acusados "actuando con unidad de acción y con el propósito de causarle el mayor mal posible" a su víctima, la agredieron con piedras y una cadena pitón, lo que le produjo múltiples heridas en cabeza y tronco tanto externas como internas, por lo que necesitó asistencia hospitalaria.

   La víctima, que también se hallaba en situación irregular en el país, falleció 12 días después de sufrir la paliza en el Hospital Torrecárdenas de la capital almeriense, donde permaneció ingresado todo ese tiempo.

Para leer más