Junta dice que "ha cumplido sobradamente" el convenio del Hospital Provincial y pide lo mismo a Diputación

Publicado 25/02/2014 19:22:36CET
Antiguo Hospital Provincial
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

ALMERÍA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha manifestado este martes que la Administración autonómica "ha cumplido sobradamente" con las obligaciones que recogía el acuerdo para la cesión en 1990 del Hospital Provincial así como con el convenio firmado con la Diputación Provincial en el año 2006 para la puesta en marcha del CARE Nicolás Salmerón y la retrocesión del resto de espacios del antiguo centro hospitalario que se ha efectuado posteriormente.

En un comunicado, la Junta ha apuntado que la Diputación Provincial de Almería "debe igualmente hacer frente a las obligaciones adquiridas en el acuerdo" de forma que, para la Junta, la institución provincial "es la única responsable de la rehabilitación y conservación de aquellos espacios que nunca fueron cedidos para uso sanitario y que son los que presentan un mayor deterioro dentro del conjunto del Hospital Provincial".

De igual forma, una vez aprobada la retrocesión del uso sanitario del resto del inmueble, "es la Diputación quien debe asumir el mantenimiento del edificio y decidir qué usos va a darle, en lugar de buscar excusas peregrinas y trata de lanzar la pelota al tejado de la Junta de Andalucía".

La reacción de la Junta se produce después de que vicepresidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García (PP), exigiera este martes la rehabilitación del antiguo Hospital Provincial Santa María Magdalena después de que la Junta entregara el BIC del siglo XVI en estado de ruina a la Diputación, que lo cedió a la Junta en 1990 para uso sanitario.

La Junta ha explicado el conjunto histórico del Hospital Provincial está formada por varios edificios, de distintas épocas, algunos de los cuales están catalogados como BIC, de forma que en el año 1990 se cedió el uso de una parte de los mismos al Servicio Andaluz de Salud "quedando el resto en manos de la Diputación Provincial".

Así, el Gobierno andaluz se remite al anuncio publicado en el BOJA número 49 de 12 de junio de 1990, por el que se transfería "una parte del Hospital Provincial, se delimitaban distintas zonas del recinto y se establecía la cesión de una parte de ellas". En concreto, en dicho BOJA "se establecía la cesión de las plantas de hospitalización, la zona quirúrgica, rehabilitación, lavandería, consultas externas e infecciosos, lo que se conocía como Pabellón Levante". Esas zonas fueron derribadas para la construcción del actual CARE Nicolás Salmerón.

El Gobierno andaluz insiste asimismo en que "quedaron fuera de la cesión formal de uso otras zonas del antiguo Hospital Provincial, como la zona de administración, laboratorios, dirección, cocina o almacén, así como la capilla o las dependencias de las religiosas". Desde el año 1990, el SAS ha llevado a cabo numerosos trabajos de mantenimiento en esas zonas del inmueble "que no se encontraban dentro de los espacios cedidos para su uso, pero que se hacían imprescindibles para garantizar la habitabilidad del recinto sanitario".

"La zona que actualmente se encuentra apuntalada está dentro de esos espacios no cedidos y no usados por el SAS", han asegurado desde la Consejería de Igualdad, desde donde ha afirmado que desde que el SAS se hizo cargo del centro sanitario se han realizado las obras de consolidación necesarias para asegurar la estructura del inmueble y garantizar su habitabilidad "encontrándose actualmente la parte destinada a uso sanitario en mejores condiciones que cuando fue entregada a la Junta de Andalucía en 1990".

CONVENIO PARA EL CARE

Según el relato de la Junta, fue cuando se hicieron patentes los problemas estructurales de una parte del inmueble, en la que se encontraba el grueso de los servicios sanitarios, cuando el SAS optó por firmar en 2006 un convenio de colaboración con la Diputación Provincial para demoler esa parte del Hospital Provincial y construir un nuevo edificio, en el que se ubica el Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) Nicolás Salmerón, que ha supuesto una inversión global de 8,4 millones de euros.

En dicho convenio "se establecía el abandono del resto de espacios con uso sanitario del conjunto histórico del Hospital Provincial y su retrocesión a la Diputación, así como que la institución provincial aportase un millón y medio de euros para sufragar la construcción del nuevo CARE, cantidad que aún no ha sido abonada" y que desde la Diputación entienden como "caduca".

La Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía dictó, con fecha 12 de marzo de 2013, la retrocesión del uso sanitario de la parte del antiguo Hospital Provincial que la Junta se comprometió a abandonar tras la construcción del nuevo CARE Nicolás Salmerón, así como su devolución a su propietario original.

Con esto, han añadido que el Complejo Hospitalario Torrecárdenas procedió al adecentamiento de esa parte del viejo edificio, así como a la restauración de los bienes muebles que contenía, que "finalmente se entregaron a la Diputación en noviembre de 2013". Dichos bienes muebles fueron catalogados en el año 2007 por el departamento de Conservación del Patrimonio de la antigua Delegación Provincial de Cultura, gracias al trabajo realizado por el Complejo Hospitalario Torrecárdenas "que ha velado por su identificación, conservación y catalogación" pese a que Diputación ha echado en falta varios de ellos.