Actualizado 23/02/2009 20:08 CET

Salvemos Mojácar pide ceses en la Junta por defender deslindes de 50 metros en el Algarrobico

ALMERÍA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Salvemos Mojacar, la organización conservacionista cuya demanda derivó en la orden judicial de paralización cautelar de obras dictada hace tres años contra el hotel de Azata del Sol en El Algarrobico (Carboneras, Almería), ha solicitado hoy el cese de responsables de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía por defender ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la aplicación de un deslinde de 50 metros en el paraje frente a los 100 metros que establece en su jurisprudencia tanto el Tribunal Supremo (TS) como la Audiencia Nacional (AN).

En una nota, el presidente del colectivo, Jaime del Val, tachó de "inaceptable farsa mediática" la actitud en el conflicto generado en torno al inmueble por parte del Gobierno andaluz, al que acusó de abogar en público por la demolición al tiempo que ante los tribunales "trabaja para legalizarlo".

Del Val aludió al escrito de oposición remitido por la Consejería de Obras Públicas al TSJA contra el recurso de apelación interpuesto por la mercantil Azata del Sol tras la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería que, en septiembre de 2008, declaraba nula la licencia municipal concedida al hotel y ordenaba al Ayuntamiento de Carboneras la revisión de oficio del acto administrativo que dio lugar a su aprobación en el año 2003.

En el citado escrito, al que tuvo acceso Europa Press, el letrado de la Junta de Andalucía señala que el juez Jesús Rivera, el mismo que dictó en auto de paralización cautelar de obras, "realiza un interpretación incorrecta" de la normativa sectorial de Costas que establece para el paraje de El Algarrobico una zona de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre de 100 metros.

En concreto, la Consejería de Obras Públicas prioriza sobre la citada normativa el Plan Parcial del sector R-5, por lo que sería de "aplicación" la distancia de 50 metros que fija esta herramienta ya que fue aprobada de forma definitiva por la Comisión Provincial de Urbanismo en mayo de 1988, con anterioridad, por tanto, a la entrada en vigor de la Ley de Costas que "no la anula" pese a reconocer que establece "un régimen de protección mayor".

La argumentación esgrimida por el letrado de la Administración autonómica añade para dar más énfasis a la prevalencia del Plan Parcial que, a día de hoy "el único límite que es firme" es que se recoge en el Plan Parcial al estar recurrida ante el TS por el Ayuntamiento de Carboneras la orden ministerial que en noviembre de 2005 aprobó el deslinde en 100 metros.

En esta línea, y tras reconocer que es "claro y contundente" que el hotel "invade" la franja litoral en El Algarrobico, solicita al TSJA que desestime el recurso de apelación interpuesto por la promotora Azata de Sol y que se declare "conforme a derecho" la sentencia del juez Rivera para que el Consistorio revise de oficio de la licencia municipal según el acuerdo de pleno que fijo la franja en 50 metros y a través del correspondiente expediente administrativo previo dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía (CCA).