Publicado 26/06/2015 06:01CET

SAT-SOC protesta este viernes para urgir una "solución habitacional" a los 60 desalojados de Tierras de Almería

Un inmigrante recoge sus pertenencias de una chabola derruida 12
EUROPA PRESS/SAT-SOC

ALMERÍA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato SAT-SOC ha convocado este viernes una concentración en la Plaza Mayor de El Ejido (Almería) con el objetivo de volver a demandar una "solución habitacional" para las alrededor de 60 personas que fueron desalojadas del asentamiento chabolista ubicado en el paraje 'Tierras de Almería' y que, desde hace más de una semana, residen de "forma temporal" en la sede que la organización tiene en el municipio del Poniente almeriense.

Previamente a la manifestación, comunicada a la Subdelegación del Gobierno en Almería, mantendrán una reunión en el local del SOC-SAT en la capital con la parlamentaria andaluza de Podemos por Almería, Lucía Ayala, quien ya ha anunciado que su partido elevará a la Cámara autonómica los desalojos debido al "drama social" generado tras no haber previsto una "alternativa habitacional" a los afectados, casi todos inmigrantes.

Un portavoz del sindicato ha indicado a Europa Press que ambas iniciativas, en las que participa también la Plataforma por los Derechos y la Justicia Social en Almería, forman parte de una "bateria de medidas" que se han adoptado ante el "silencio" por parte del alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), "a quien nos dirigimos formalmente a través de un escrito para solicitarle una entrevista, sin que haya habido respuesta", según ha explicado.

Ha insistido en que la situación por la que atraviesan las personas desalojadas del asentamiento "no ha cambiado en nada" en los últimos días y ha señalado la "urgencia" de darles "una solución habitacional digna" porque "el local del sindicato no es, evidentemente, un lugar adecuado para vivir".

Según detalló en su día el colectivo, a los afectados, en colaboración con otras asociaciones y plataformas afines, se le está dando comida y ropa "para hacerles sentir mejor" y está siendo gracias a la colaboración de "amigos" que están "pudiendo asearse". En su mayoría --explicaron también-- trabajan en invernaderos ubicados en los alrededores del asentamiento, por lo que decidieron residir allí.

El Ayuntamiento de El Ejido indicó el mismo día 17 en que se ejecutó el desalojo y posterior derribo con maquinaria pesada de las infraviviendas que estas actuaciones respondían a "autorizaciones judiciales" y aludió "a las condiciones de precariedad, tanto higiénicas como de salubridad generadas en estos entornos, así como el alto riesgo de seguridad que presentan dichos asentamientos para sus ocupantes".

Destacó que la "erradicación" de los asentamientos chabolistas se había hecho "desde el pleno y máximo respeto a la legalidad", así como de manera "ordenada y sin incidentes" por parte de la Policía Local de El Ejido, y señaló que casi todos los expedientes que dieron lugar a los derribos las chabolas se iniciaron "hace casi dos años", por lo que, según dijo, "la mayoría de las chabolas se encontraban abandonadas y semiderruídas".

El Ayuntamiento, que ha negado que hubiera algún menor entre las personas que se han quedado en la calle, ha explicado que hasta la zona, junto a los agentes locales, se ha desplazado también personal del área de Servicios Sociales para "prestar apoyo y atención" si bien "finalmente no ha sido necesario, puesto que los 20 moradores que se encontraban hoy en la zona ya habían sido convenientemente informados y han abandonado de forma voluntaria las parcelas".

Recordó, asimismo, que la zona estaba ocupada "de manera irregular" con construcciones que, "en todos los casos, eran muy deficientes y precarias, carentes de infraestructuras mínimas, encontrándose fuera de ordenación y sin las pertinentes autorizaciones de ocupación" e insistió en que lo había puesto "en conocimiento de la Consejería de Fomento y Vivienda" como administración que tiene "todas las competencias en esta materia".