Publicado 04/11/2015 17:49CET

Sucesos.-El sindicato de árbitros reclama medidas de protección y acompañamiento ante agresiones en el campo

ALMERÍA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Árbitros ha reclamado este miércoles a la Real Federación Andaluza de Fútbol más medidas de protección y acompañamiento para los profesionales del arbitraje para evitar agresiones en el campo así como para facilitar el acompañamiento cuando estas se producen, ya que los colegiados están "solos ante la violencia" que sufren.

Así lo ha trasladado a Europa Press un portavoz del colectivo después que un árbitro de fútbol haya denunciado ante la Comisaría Nacional de Polícía de Almería la agresión de un jugador de fútbol durante un partido de categoría segunda juvenil andaluza disputado este fin de semana entre el C.D. Español del Alquián y Cuevas F.C. y haber sufrido lesiones.

"Estamos dejados por nuestros dirigentes que son los que tienen que ayudarnos, cada fin de semana nos agreden continuamente", ha manifestado el portavoz sindical, quien ha afirmado que en torno al 40 por ciento de las agresiones que se producen en el ámbito estatal tienen lugar en Andalucía, pese a lo cual, "la Real Federación Andaluza de Fútbol no se ha pronunciado nunca".

En este sentido, han lamentado la última agresión a un compañero que lo mantuvo "ingresado durante cinco horas" y que ahora "por su cuenta y riesgo" ha interpuesto una denuncia ante la policía que, por otro lado, ha sido contestada con otra denuncia por parte de los supuestos agresores.,

Así, ha incidido en que en los últimos dos años se han registrado en torno a unas 200 agresiones en España, si bien la legislación y la comisión antiviolencia en el deporte responde ante los casos que se dan en Primera, Segunda y Segunda B.

Con ello, han apuntado que si bien la federación aún no se ha pronunciado al respecto, es probable que la consecuencia sea una "leve multa" al club, que podría rondar los 50 euros, así como una sanción al presunto agresor, que según experiencias anteriores, podría ser de tres meses de suspensión de juego.

"No podemos entender cómo nadie fue capaz de evitar la agresión y entendemos que es responsabilidad directa del club pues la integridad del árbitro queda en sus manos mientras este se encuentre en las instalaciones", han trasladado también a través de su web los árbitros sindicados, quienes han exigido al presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol, Eduardo Herrera, y al presidente del comité de árbitros andaluz, Felipe Santos, que "dejen paso a nuevas ideas y permitan un cambio que quizás acabe salvando vidas".