Susana Díaz pide a PP-A frenar la campaña "canalla" contra ella y avisa de que la "política del odio" es "mal camino"

413984.1.644.368.20181109115624
Vídeo de la noticia
Publicado 09/11/2018 11:56:24CET

ALMERÍA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección, Susana Díaz, ha acusado al PP-A de usar la "política del odio" contra ella y le ha exigido que "frene" la campaña "tóxica y canalla" que ha emprendido porque "no es lo que merecen los ciudadanos en un proceso electoral".

"Lo que yo he vivido en las últimas 24 horas responde a una política de odio que es un mal camino si queremos que el conjunto de los ciudadanos de este país se sientan representados por sus gobernantes", ha dicho Díaz en referencia a la campaña desplegada en redes sociales en la que "se me llama rata a mí y a otros presidentes".

En declaraciones a los periodistas en la Universidad de Almería, ha advertido de que los 'populares' se han "instalado" en una política "canalla" que es "mala para un proceso electoral" pero, sobre todo, según ha remarcado, "para la sociedad".

"Esto debe llegar hasta aquí, qué ya está bien, y se tiene que frenar, porque el camino del odio en la política es muy malo para la sociedad", ha urgido Díaz, para quien la actitud mostrada en las últimas horas por el PP "va en deterioro" de las instituciones.

Al hilo de esto, ha reclamado al partido que lidera Juanma Moreno en Andalucía que "abandone" la política "tóxica" y que, en su lugar, ofrezca "cuál es su proyecto político para esta tierra, que es lo que quiere, como va a defender a Andalucía y que, a partir de ahí, los ciudadanos comparen, elijan y libremente voten en las urnas aquello que les represente".

Por último, y tras insistir en que la campaña lanzada en redes sociales "es llegar al odio", ha reclamado que estrategias de este tipo "no vuelvan a tener espacio" ni en campaña, "ni en el día a día". "La política del odio, que no es buena para el país, debe estar fuera de la contienda política y de la convivencia entre ciudadanos", ha concluido.

Contador