Los interinos que hagan las oposiciones en 2012 permanecerán en las bolsas docentes aunque no aprueben

Opositores haciendo en Examen.
EUROPA PRESS/UNED
Actualizado 29/02/2012 16:48:46 CET

Aprobada la modificación del decreto 302, a falta de negociar un nuevo baremo que ordene a los aspirantes a interino en las bolsas de trabajo

SEVILLA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Mesa Sectorial de Educación, en la que se encuentran representados tanto los cinco sindicatos más representativos de la enseñanza (ANPE, CSI-F, CCOO, UGT y Ustea) como la Administración educativa, ha aprobado este miércoles "por unanimidad" que los docentes interinos que se presenten este año 2012 a las oposiciones al cuerpo de profesores de Secundaria y FP permanezcan en las bolsas de trabajo de Educación, aprueben o no este proceso selectivo.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, la Mesa Sectorial ha dado luz verde a dos de los tres puntos de la propuesta presentada la semana pasada por el sindicato FETE-UGT para modificar el polémico 'decreto 302'. Así, por un lado, se 'blindarán' las bolsas de interinos para que ninguno de los que ha logrado acceder a ellas tras aprobar por primera vez las oposiciones pueda ser expulsado en las siguientes convocatorias --consiga o no en estos futuros procesos selectivos una nota mínima de 5 puntos--, y por otro, se "rescatará" y se "reingresará" a los maestros que, en aplicación del decreto 302, salieron de las bolsas el año pasado.

Para ello, según han reconocido estas mismas fuentes, será necesario modificar el artículo 20 del 'decreto 302', que es el relativo a la permanencia en las bolsas de trabajo. En la actualidad, en este artículo se recoge que el personal integrante de una bolsa "podrá permanecer en la misma tras la realización de un nuevo proceso selectivo si alcanza una puntuación de, al menos, cinco puntos". Esto se modificará en las próximas semanas para que, aprobar de nuevo las oposiciones en cada convocatoria, no sea una condición 'sine qua non' para que los interinos puedan quedarse en dicha bolsa.

La Administración educativa, al igual que hizo la semana pasada FETE-UGT, justifica esta modificación del decreto --que será además "definitiva" y no "temporal"-- en la "nueva coyuntura política y económica" del país y en previsión de "una futura reducción de la oferta de empleo público docente" durante los próximos años.

"Hoy hemos decidido que no sea necesario sacar ese 5 para permanecer en las bolsas porque si, como se prevé con la que está cayendo, la oferta de empleo público se reduce y es necesario llamar a la gente que está en las bolsas, éstas pueden quedarse vacías de personal y habría que abrir bolsas extraordinarias para que entrasen los mismos que habían salido", explican desde la Consejería de Educación. Dada esta posibilidad, Administración y sindicatos apuestan por que, para permanecer en las bolsas, sea suficiente con aprobar una sola vez las oposiciones.

NEGOCIAR UN NUEVO BAREMO

Cuestión distinta es el orden de los aspirantes a docentes interinos en estas bolsas, tercer y último punto de la iniciativa de FETE-UGT. Este sindicato propuso que se negociara un nuevo baremo para ordenar las bolsas docentes y que diera mayor peso a la experiencia previa, pero sin concretar cuánto. Por su parte, Educación se muestra "dispuesta" a negociarlo pero "sin que el tiempo de servicio sea el único criterio" para situarse en las bolsas, exigencia de los sindicatos ANPE, CSI-F, CCOO y Ustea hasta la fecha.

Este miércoles, según las fuentes de la Consejería de Educación, estos cuatro sindicatos se han mostrado dispuestos a "negociar, por primera vez, el baremo" por el que se ordena a los aspirantes a interinos, de manera que la Junta y FETE-UGT renuncian "a la permanencia en las bolsas tal y como estaba prevista en el decreto 302 y, de forma recíproca, ellos renuncian a recoger como único criterio de ordenación los años de servicio". "Han sido dos concesiones, una de un lado y otra de otro", resumen estas fuentes visiblemente "satisfechas" con el acuerdo.

Sin embargo, los detalles y la letra pequeña de esta modificación del baremo ha quedado a expensas de que CSI-F dé su visto bueno definitivo --en la Mesa Sectorial ha pedido tiempo para "consultarlo"-- y de que, el próximo viernes, se celebre una Mesa Técnica en la que se analice "qué puntuación" se va a dar a cada cosa.

La condición indispensable para Educación es que el nuevo baremo conjugue "la antigüedad y la nota del examen" y que ambos factores "intervengan". "Estamos dispuestos a modificar el peso de uno y otro, pero en ningún caso se ordenará exclusivamente a los aspirantes por tiempo de servicio", insisten desde el departamento que dirige Francisco Álvarez de la Chica, donde recalcan que los principios de "mérito y capacidad no se pueden ver totalmente disminuidos por la antigüedad".

FETE-UGT VALORA EL "CONSENSO INICIAL"

En esta misma línea, el secretario general de Enseñanza de FETE-UGT, Juan Carlos Hidalgo, ha querido dejar claro que su sindicato "no ha abandonado la filosofía" que le hizo firmar el acuerdo de 23 de marzo de 2009 para el acceso, permanencia y ordenación de las bolsas docentes con la Consejería de Educación y que ha propuesto que tenga más peso que ahora la experiencia docente para evitar que, "por un mal día cuando realiza la oposición", un interino pueda quedarse fuera de la bolsa.

"Nosotros lo que queríamos era acabar con aquella imagen del interino que entraba en la oposición, firmaba y se salía", ha justificado Hidalgo no sin advertir a los interinos que, pese al "consenso inicial" conseguido entre sindicatos y Administración, lo que está claro es que los interinos tendrán que aplicarse y estudiar "si quieren situarse en una buena posición en las bolsas". "De lo que se trata es de tener un baremo donde la experiencia tenga más valor que en el vigente pero en el que la nota del examen tenga también su peso", incide.