Publicado 14/08/2022 14:57

Más de 900 centros educativos de la provincia de Cádiz promueven hábitos de vida saludables en el curso 2021/22

Archivo - Un aula escolar, imagen de archivo
Archivo - Un aula escolar, imagen de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

CÁDIZ, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 977 centros docentes gaditanos sostenidos con fondos públicos han desarrollado durante el curso 2021/22 programas que promueven hábitos de vida saludable en el ámbito escolar. Esta iniciativa, en la que han participado 301.042 estudiantes y 23.616 docentes, tiene como objetivo proporcionar al alumnado andaluz una formación adecuada para que adopten actitudes y comportamientos responsables sobre su propia salud.

El ámbito de Hábitos de Vida Saludable se presenta como un itinerario con distintas modalidades en la que el alumnado de todas las etapas educativas, tiene acceso a una propuesta específica. Así, desde este pasado curso 2021/2022 la modalidad Creciendo en Salud 0-3 años permite abordar en los centros de infantil contenidos temáticos como el bienestar emocional, alimentación saludable, actividad física/psicomotricidad y autonomía personal.

La Junta de Andalucía ha destacado a través de un comunicado que han participado 39 centros de Infantil, 385 docentes y 2.264 escolares, a nivel regional.

El programa cuenta con otras dos modalidades: Creciendo en Salud, dirigido al alumnado de segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y Educación Especial, en el que han participado 328 centros de la provincia.

Esta iniciativa trabaja la educación emocional, los estilos de vida saludable, los autocuidados y la accidentalidad. También enseña el uso positivo de las tecnologías de la información y de la comunicación, así como la prevención del consumo de sustancias adictivas. El pasado curso han participado 93.891 escolares y ha contado con la implicación de 7.488 docentes en Cádiz.

Por su parte, Forma Joven en el ámbito educativo se dirige a los estudiantes de Educación Secundaria, y se ha desarrollado en 120 institutos de la provincia con la participación de 51.356 alumnos y alumnas y 4.425 profesores. Este programa refuerza las iniciativas que se han tratado en Primaria e incorpora también como línea de intervención la sexualidad y las relaciones igualitarias, la prevención de drogodependencias como el alcohol, el tabaco, el cannabis y otras drogas.

Durante este curso también se ha incorporado a la oferta de este ámbito de forma experimental el programa Escuelas Promotoras de Salud de Andalucía (EPSA) en 32 centros, con el objetivo de ofrecer una herramienta innovadora que permita poner en marcha y desarrollar un proyecto de transformación integral hacia entornos más sostenibles y saludables. Además se han implicado 1.752 docentes y 8.979 estudiantes andaluces. Con este pilotaje Andalucía se suma a la Red Europea de Escuelas Promotoras de Salud Europa( SHE: Schools for Health in Europe network).

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE

El ámbito de Hábitos de Vida Saludable constituye una herramienta para el desarrollo de las competencias clave del alumnado en materia de promoción de la salud, el intercambio de experiencias, el trabajo en equipo, la creación de redes interprofesionales y el desarrollo de metodologías innovadoras desde los nuevos avances en neurociencia.

A través de este programa educativo en sus diferentes modalidades se facilita el tratamiento de los contenidos curriculares relacionados con el bienestar emocional, la alimentación y la actividad física, los hábitos de sueño, higiene y el autocuidado, la educación vial, la sexualidad y las relaciones igualitarias, el uso responsable de las tecnologías, o la prevención de drogodependencias y adicciones, incluidos en el Proyecto Educativo del Centro.

Su característica principal es que está concebido desde una perspectiva salutogénica, pone el énfasis en aquello que genera salud y no en lo que provoca enfermedad. Ofreciendo un marco de trabajo que facilite a los centros el abordaje de las medidas de prevención y promoción de la salud en contextos de aprendizaje múltiples, flexibles y diversos, con la inteligencia emocional como elemento que guía los procesos de aprendizaje-enseñanza.

Este programa pretende favorecer procesos de enseñanza-aprendizaje por competencias desde un enfoque sistémico e integral y capacitar al alumnado en la toma de decisiones como agente activo y competente en la prevención y mejora de su salud, favoreciendo conocimientos, habilidades y actitudes y que le permitan afrontar una conducta saludable de forma libre, informada y consciente.

Además, tiene entre sus objetivos promover un cambio metodológico en el profesorado hacia metodologías innovadoras fundamentadas en los avances de la neuroeducación y basadas en la investigación participativa, el trabajo por proyectos o el aprendizaje servicio, entre otras.

Asimismo, la Consejería dispone de un portal de hábitos de vida saludable donde los centros educativos pueden encontrar material relacionado con estos temas. A esta medida hay que sumar una plataforma de intercambio de experiencias y conocimientos entre el profesorado implicado.

Más información