Actualizado 22/03/2012 19:05 CET

Coordinadora andaluza de ONGD valora el respaldo de Lara y Valderas a sus propuestas de cooperación internacional

Elecciones Parlamento Andaluz 2012.
Síguenos En TWITTER
Reunión Entre Gordillo, Lara Y Valderas Y Representantes De La Caongd
EUROPA PRESS/CAONGD

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Andaluza de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (Caongd) valora el respaldo del coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, el candidato de la formación a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, y el cabeza de lista por Sevilla, Juan Manuel Sánchez Gordillo, a las propuestas presentadas por el colectivo social en torno a la política de cooperación al desarrollo del Gobierno andaluz.

Según ha informado en una nota la Coordinadora Andaluza, durante este encuentro los representantes de la coalición de izquierdas han suscrito el contenido del decálogo de propuestas sobre la política de cooperación internacional desde la comunidad autónoma que la Caongd viene presentando estos días a los partidos políticos que concurren a las elecciones del próximo domingo.

Este decálogo parte del necesario compromiso con la cooperación al desarrollo andaluza, "más allá de la coyuntura económica", al tratarse de una necesidad vital para millones de personas. También, resalta que estas propuestas parten del compromiso firmado y de la obligación de los poderes públicos, como quedó recogido en el Pacto Andaluz por la Solidaridad de 1998, revalidado en el Compromiso Andaluz por la Solidaridad 2004-2012, firmado en marzo de 2004 por todos los partidos con representación parlamentaria, y gracias al consenso que esta política ha encontrado en el marco parlamentario.

Para la Caongd, el modelo de cooperación al desarrollo que debe guiar la actuación de la Junta de Andalucía permite a la comunidad andaluza compartir con otros pueblos su experiencia de desarrollo, con la apuesta por los servicios públicos, la participación social, la construcción de democracia y los derechos humanos como elementos fundamentales de la misma. Igualmente, indica que este modelo pone de manifiesto que "la cooperación internacional para el desarrollo solidario de los pueblos es un valor fundamental para Andalucía, tal como recoge su Estatuto de Autonomía".

Otro de los aspectos clave que la Caongd ha trasladado a Izquierda Unida es que la cooperación andaluza debe seguir basándose en el consenso básico entre los partidos políticos y el diálogo e interlocución permanente con la sociedad civil, representada a través de las ONGD. En este sentido, ha solicitado a la coalición de izquierdas que "se refuerce la apuesta por una gestión de la cooperación en la que exista un papel destacado para las ONGD, tanto en el diseño de políticas como en la ejecución de las mismas, como forma de mantener como ejes fundamentales de la cooperación andaluza la lucha contra la pobreza y la construcción de ciudadanía".

De otro lado y como expresión de ese compromiso solidario andaluz, el nuevo Gobierno andaluz, según la Coordinadora, debería renovar su compromiso con alcanzar en el menor plazo posible el horizonte del 0,7 por ciento del presupuesto de la comunidad autónoma. En cualquier caso, y en atención al contexto económico, la Coordinadora Andaluza de ONGD considera "prioritario" que no se cierren las convocatorias de subvenciones, ni las líneas presupuestarias y que "no se reduzcan en un porcentaje mayor a lo que se reduce el presupuesto total del Gobierno".

En cuanto a la distribución sectorial de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) andaluza, la Caongd aboga por "una fuerte apuesta" por los servicios sociales básicos nunca menor al 30 por ciento del presupuesto", lo que supone una apuesta por un modelo de desarrollo centrado en la lucha contra la pobreza y directamente relacionado con la consecución de los Objetivos del Milenio. La Coordinadora también está trasladando a los partidos su apuesta por una educación para el desarrollo que permita la construcción de una ciudadanía solidaria, trabajando conjuntamente con las ONGD.

Entre las propuestas del decálogo se incluyen también la apuesta por una adecuada gestión de las políticas públicas de desarrollo, dando continuidad a la labor de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo; el ejercicio de una política pública transparente ante la ciudadanía y sometida a la rendición de cuentas; así como la creación de una tasa a las transacciones financieras, medidas fiscales que recaigan sobre quien más tiene y recortes que no actúen contra el gasto social y la economía productiva.