Actualizado 02/04/2012 22:21 CET

PSOE-A e IU-CA inician negociaciones con intercambio de programas y compromiso con políticas sociales

Elecciones Parlamento Andaluz 2012.
Síguenos En TWITTER

La creación de empleo, una prioridad para ambas formaciones

SEVILLA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

PSOE-A e IULV-CA han arrancado este lunes sus negociaciones con vistas a alcanzar un acuerdo para la configuración de un posible gobierno de izquierdas en Andalucía, tras las elecciones del 25 de marzo, con un intercambio de sus respectivos programas electorales y con un compromiso claro con el mantenimiento de las políticas y conquistas sociales y con la creación de empleo.

En esta tarde de Lunes Santo se ha celebrado la primera reunión de la comisiones negociadoras del PSOE-A e IULV-CA, con vistas a la configuración de un posible gobierno de izquierda en la comunidad, después de que en las elecciones del 25 de marzo ninguna fuerza política obtuviera mayoría absoluta. La reunión se ha iniciado a las 18,00 horas y se ha prolongado hasta cerca de las 20,00 horas.

Por el PSOE-A, han participado la secretaria de Organización, Susana Díaz; los consejeros en funciones de Presidencia, Mar Moreno, y de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, y el portavoz del grupo parlamentario, Mario Jiménez. Por parte de IULV-CA, han estado en la reunión el portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, José Luis Centella; el eurodiputado Willy Meyer; el secretario de Organización, José Luis Pérez Tapia; el parlamentario electo por Málaga José Antonio Castro y la parlamentaria electa por Almería Rosalía Martín.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Moreno se inclina por el cierre perimetral de Andalucía antes del puente y cambiará el horario del toque de queda

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    Captan la atmósfera de un mundo a 260 años luz que 'no debería existir'