Actualizado 16/10/2014 19:48 CET

Junta somete a información pública la inscripción de 46 inmuebles en el Catálogo de Patrimonio

ALMERÍA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -  

   La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía ha sometido a información pública la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como catalogación general, y de manera colectiva, de 46 inmuebles relacionados con la cultura del agua de los municipios de Almería, Benahadux, Gádor, Huércal de Almería y Santa Fe de Mondújar.

   Desde este viernes los interesados pueden consultar dicho expediente en el que figuran los inmuebles que quedarán protegidos. No obstante, durante el plazo de un mes se podrán presentar alegaciones al documento que está expuesto en la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Almería, según publica el boletín oficial de la Junta este jueves.

   El conjunto hidráulico en cuestión reúne valores históricos, arquitectónicos, etnográficos, sociológicos y económicos que justifican su protección. Los inmuebles objetos de esta resolución están relacionados con la cultura del agua de la ciudad de Almería y su vega.

   Los bienes presentan tipologías diversas, que reflejan los diferentes modos de implantación en el medio y que están relacionadas con actividades económicas, prácticas arquitectónicas, relaciones sociales y territoriales, vinculación con el entorno y aprovechamientos agroganaderos, entre otros.

   Las 46 construcciones seleccionadas son "fundamentales" para entender el abastecimiento hidráulico de la ciudad de Almería y su vega, ya que fueron fabricadas para la captación, el almacenamiento y el reparto de agua en las huertas que rodeaban el núcleo urbano, según explica la Junta en una nota.

   Actualmente, se conservan una gran diversidad de inmuebles, entre los que destacan los partidores, balsas, acequias, acueductos, pozos, caracoles, lumbreras, puentes, boqueras y molinos, entre otros. Todos ellos están relacionados con el almacenamiento y conducción del agua en una comarca semiárida.

TRANSFORMACIÓN "SUSTANCIAL" DEL PAISAJE

   A finales del siglo XIX se produjo una transformación sustancial del paisaje y de la ciudad, merced al canal de San Indalecio y a decenas de grandes construcciones hidráulicas complementarias.

   Entre estas construcciones sobresalen las inmensas balsas ligadas al canal, cuyas proporciones obedecen a la necesidad de acumular agua para el largo estío de Almería. Se trata de una obra de más de 18 kilómetros de longitud que recoge aguas del interior de la Sierra de Gádor, bajo el municipio del mismo nombre, y las lleva hasta la ciudad a través de una canalización mayoritariamente subterránea que acaba a los pies de la Alcazaba.

   El progresivo abandono de la vega y de los sistemas tradicionales de abastecimiento hidráulico está propiciando, además del desuso pertinente, la destrucción de muchos de estos elementos, lo cual es razón para preservar los inmuebles más representativos con su inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

   La protección de este conjunto hidráulico permitirá asimismo revalorizar una parte importante del patrimonio cultural de los municipios de Santa Fe de Mondújar, Gádor, Benahadux, Huércal de Almería y Almería hasta ahora poco conocido.