Actualizado 25/06/2014 12:51 CET

Cádiz.- Cultura.- Junta considera "absolutamente chapucera" la actuación del Gobierno en la muralla defensiva

López Gil, a la derecha, acompañado de Federico Fernández en rueda de prensa
EUROPA PRESS

Destaca que en el "intento de justificación" de la misma, Gobierno y Ayuntamiento reconocen una "doble negligencia"

CÁDIZ, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, considera "absolutamente chapucera" la actuación del Gobierno en las obras de emergencia para reparar la muralla defensiva de Cádiz a la altura del parque Genovés, y asegura que "en el intento de justificación" de la misma, tanto el Gobierno como el Ayuntamiento de Cádiz reconocen "una doble negligencia".

En rueda de prensa, López Gil ha dicho que, si esa actuación la hubiese llevado a cabo la Junta, "alguien tendría que haber dimitido o estaría en el foco del disparadero de la actuación política" y las palabras del PP serían "muy gordas".

Asimismo, ha explicado que "en el intento de justificación de la actuación del Gobierno y del Ayuntamiento, que evidentemente también es partícipe", ambas administraciones reconocen una "doble negligencia".

Primero, porque "justifican la actuación urgente en base a la situación de extrema gravedad de la muralla, y a partir de ahí lo que están reconociendo es una dejación de funciones: ni el Ayuntamiento de Cádiz ni el Gobierno han alertado durante todo este tiempo de lo mal que estaba la muralla, y cuando se han dado cuenta han tenido que actuar de urgencia".

En segundo lugar, López Gil indica que "cuando reconocen que no hacen bien la tarea y empiezan a actuar, vuelven a actuar de manera negligente, porque no lo hacen conforme al valor patrimonial que tienen las murallas defensivas de Cádiz".

Al respecto, ha afirmado que lo que la Junta hace es "pedir que se actúe conforme al valor patrimonial de las murallas, que se apliquen medidas correctoras y que se arregle el problema", al tiempo que ha apuntado que a la Junta le "gustaría escuchar" al Gobierno, y no lo ha hecho todavía, decir "que es una actuación urgente pero provisional, que se van a realizar una serie de modificaciones que van a arreglar la muralla y que se van a retirar los bloques".

"Al menos, reconocido que lo han hecho mal, tendrían que estar reconociendo el tercer paso, que sería que se trata de una medida provisional", ha añadido. El delegado de la Junta en Cádiz ha recordado que "no es la primera vez que se arregla la muralla", y pide "que la arreglen y eliminen los bloques, o bien que la franja que se quiere poner delante del muro esté sumergida por debajo del nivel del agua". Esas son las reclamaciones que la Junta hace "para que el impacto visual sea ninguno o mínimo y evidentemente se restaure la muralla, que es lo principal".

"ALARMA" POR LAS OBRAS

López Gil ha resaltado que el baluarte defensivo es "uno de los atractivos turísticos y culturales más importantes de la ciudad de Cádiz", y ha aseverado que se trata de una de las murallas defensivas "más importantes de Europa".

Ha desvelado que ha recibido en los últimos días llamadas de colectivos, de ciudadanos e incluso de instituciones por la actuación del Gobierno en la muralla y recalca que existe una "enorme alarma" por las obras que se están llevando a cabo.

"Todos me decían palabras muy gordas y gruesas, respecto a la actuación del Gobierno y del Ayuntamiento", ha enfatizado López Gil, que ha detallado que "las mínimas" eran que la intervención suponía "una agresión y un atentado a uno de los mejores paisajes culturales de Europa".

Por último, ha lamentado que el Gobierno actúe "de espalda a la ciudadanía y a todas las administraciones" y asegura que es "algo frecuente". "Esa forma de actuación del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, que es el que da las directrices, lleva a situaciones muy problemáticas", ha reseñado.

El delegado de la Junta en Cádiz expone que la de las obras en la muralla es una de esas "situaciones problemáticas", porque "no hubiera costado nada una reunión previa con Cultura para consensuar la actuación y no simplemente notificarla". López Gil estima que esa forma de actuar es "mala" y que tiene "consecuencias" para la provincia.