El Centro de Arte Pepe Espaliú inaugura la biblioteca del artista

Actualizado 06/11/2014 18:29:42 CET
EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, acompañado de Manuel González Espaliú, hermano del artista Pepe Espaliú, han presentado este jueves la Biblioteca Pepe Espaliú, ubicada en el Centro de Arte del artista, con más de 4.000 obras a disposición de cualquier persona que visite el centro.

En una rueda de prensa, Nieto ha destacado que "toda la colección que ha estado durante mucho tiempo muy lejos de Córdoba hoy se recupera para la sociedad cordobesa y se completa este espacio", al tiempo que "se completa de manera definitiva la personalidad de Pepe Espaliú", que "en muchos aspectos se adelantó a su tiempo en la creación", ha apuntado.

En este sentido, el regidor ha comentado que la biblioteca es "muy amplia y ecléctica" con diversos autores en los que se cultivó y "buscó la influencia de la sociedad que le rodeaba y en raíces más profundas de la cultura".

Mientras, Manuel González Espaliú ha informado de que los libros estaban en un centro de arte de San Sebastián, en 'Arteleku', donde los tenían "muy bien cuidados", pero a partir de ahora se podrán consultar en el Centro de Arte del artista cordobés.

Pepe Espaliú, con unos 7.000 volúmenes que conformaban su biblioteca, fue un artista que sentía la necesidad de la literatura, que frecuentaba y disfrutaba con su lectura, que se adentraba en su territorio para engrandecer las fronteras de su trabajo artístico.

La biblioteca de Espaliú es un proyecto personal. Atiende a sus gustos y necesidades y por tanto tiene lagunas y ausencia de nombres. Es, igualmente, una biblioteca generacional y dependiente de las modas y tendencias de su tiempo, básicamente las décadas de los 70 y 80 del siglo XX, secuencia en la que transcurren los años de crecimiento intelectual de su propietario.

A través de los autores presentes se detectan las reivindicaciones literarias que tuvieron lugar en esos años, los géneros que fueron rescatados del olvido, como fue el caso de la novela de aventuras --con los ingleses Arthur Conan Doyle, William Beckford ó H.Rider Haggard, y el francés Julio Verne--, y la preeminencia de títulos de Poe, Borges, Nabokov y Octavio Paz que se mezclan con la atemporalidad de los autores clásicos como Cervantes, Shakespeare, Balzac...

LITERATURA

En la sección de literatura hay abundancia de libros y revistas en español y francés, aunque también existen libros en inglés. Junto a la novelística destaca la presencia de los poetas --Cernuda, Char, Celan, Kavafis-- y, entre éstos, autores cordobeses como Ricardo Molina, Juan Bernier, Francisco Gálvez y el estudio sobre 'Cántico' de Guillermo Carnero, así como la existencia de numerosos ejemplares de revistas poéticas --'Antorcha de paja', 'Poesía' o 'Trece de nieve'--.

Este registro del tiempo se detecta también en los artistas plásticos mayoritariamente representados, en los que hay una abundancia de nombres europeos y, entre éstos, centroeuropeos --como los suizos Paul Klee y Giacometti, el checo Josef Sima y los alemanes Oskar Schlemmer, Eva Hesse y Martin Kippenberger--, frente a los americanos --Joseph Cornell, Ad Reinhardt, Bruce Nauman, Annette Lemieux--, sin olvidar a quienes Espaliú tenía como referentes y modelos --Joseph Beuys y Louise Bourgeois-- y a quién ayudó a salir del ostracismo --Joan Brossa--.

Cabe destacar que Espaliú sentía una fascinación especial por el dadaísmo y el surrealismo, a tenor de los libros sobre estos movimientos existentes en su biblioteca. Frente a la nómina de artistas más conocidos, como Picabia, Dalí, Max Ernst, Miró ó Rene Magritte, destacan autores de obra menos divulgada como Meret Oppenheim, Víctor Brauner o Marcel Marien.

También era de su interés el futurismo italiano, representado por monografías sobre Cario Carra, Mario Sironi y Enrico Prampolini. No son muy abundantes, en cambio, catálogos dedicados al arte antiguo, a excepción de algunos volúmenes sobre Rafael, Leonardo, Miguel Ángel, Murillo y Arcimboldo.

El interés por la singularidad y rareza bibliográfica se manifiesta en ejemplares directamente conseguidos en las librerías de lance. Así, y entre otros, resalta el número 1 de la revista 'Arte' de la Sociedad de Artistas Ibéricos, publicada en Madrid en 1932, el poemario 'Misterio de la Poesía' de César González Ruano, aparecido en Roma en 1938 o una pequeña monografía sobre Renoir publicada en París en 1923.

FILOSOFÍA

Frente a estas disciplinas de la literatura y el arte, el otro apartado de considerable atención en la biblioteca de Pepe Espaliú lo constituyen los títulos sobre filosofía, estudios sobre psicoanálisis y sociología y textos sobre religión.

En este caso el espectro formativo es mucho más amplio y divulgativo, con ejemplos sobre la filosofía clásica, ampliamente representada por textos de Platón, Aristóteles y Lucrecio entre otros, y seguida por trabajos de Kant, Nietzsche, Karl Jaspers, Martin Heidegger o Sigmund Freud, así como textos de pensadores más actuales, fundamentalmente del ámbito francés, como Jacques Lacan, Gilíes Deleuze, Foucault, Derrida ó Julia Kristeva.

En definitiva, recuperar hoy la biblioteca personal de Pepe Espaliú para Córdoba y para el Centro de Arte que lleva su nombre es, por tanto, "un motivo de júbilo" que se debe agradecer a cuantos, y sobre todo a su familia y en concreto a su hermano Manuel, lo han hecho posible.

ACTIVIDADES

Desde su inauguración, en otoño de 2010, el Centro de Arte Pepe Espaliú ha mantenido una doble vía de actuación: por un lado, la conservación de su colección permanente y, por otro, la realización de exposiciones temporales que den vigencia y pluralidad al conocimiento que tenemos de la obra del artista cordobés.

Respecto al primer aspecto, el Centro presenta una colección permanente de la obra de Espaliú adquirida por Vimcorsa y constituida por unas 40 piezas que son representativas de toda su trayectoria --desde 1975 a 1993--. Así ocurre desde la exposición inaugural, donde se podían contemplar obras inéditas de la etapa barcelonesa de Espaliú, compuestas por fotografía y 'performance', así como un nutrido grupo de pinturas de entre 1985 a 1989.

Asimismo, se ofrecía una interesante selección de esculturas y dibujos emblemáticos de la década de 1990. Y así se ha vuelto a proponer en mayo de 2014, cuando se presentó una nueva muestra de la colección permanente revisada y ampliada con nuevas incorporaciones, que ha sido comisariada por José María Baez.

En el segundo ámbito, el de las exposiciones temporales cabe destacar la muestra 'Apuntes y documentos', celebrada entre diciembre de 2012 y marzo de 2013, donde se presentaron al público numerosos testimonios procedentes del archivo personal del artista y que formaban parte del lote de obras adquiridas a la familia de Espaliú en 2010. En ella podían verse múltiples documentos, manuscritos, fotografías, etc., que testimonian una vida dedicada al arte de su tiempo.

Asimismo, entre abril de 2013 y abril de 2014 se celebró el ciclo expositivo Los nombres del padre, donde tres artistas contemporáneos de relevancia en el panorama nacional, como son Txomin Badiola, Javier Codesal y Álex francés, fueron invitados a intervenir en dialogo con las obras de Espaliú en el Centro que lleva su nombre. El proyecto, comisariado por Jesús Alcaide, desarrolló una conversación inédita entre los cuatro artistas en torno a uno de los temas clave de Espaliú: Lacan y el psicoanálisis.