Publicado 28/03/2016 17:52CET

Sector de las artes escénicas pide un "esfuerzo" para recuperar inversión y una "política clara" de la Junta

SEVILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Andalucía (ACTA) y la Asociación de las Artes Escénicas de Andalucía (Aresan) reclaman "un esfuerzo para recuperar el poder adquisitivo" del teatro, más "visibilidad" de los profesionales y una "política clara" por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ante una situación del teatro andaluz que califican de "muy precaria".

Éstas son algunas de las reivindicaciones del sector con motivo de la celebración este domingo 27 de marzo del Día Mundial del Teatro. Así, el presidente de ACTA, Juan Motilla, ha incidido en la necesidad de bajar ya el IVA cultural, "aunque exista un Gobierno provisional", mientras que a nivel andaluz señala que los presupuestos de ayuda directa al sector han subido un diez por ciento, una ayuda "insignificante si no se hace otra cosa". "Ahora la inversión directa supone un 1,2 millones frente a los cerca de cinco millones de 2010".

Además, afirma, en declaraciones a Europa Press, que muchos programas "se perdieron por el camino" y muchas empresas "cerraron porque no se pueden mantener", por lo que apuesta "por hacer un esfuerzo por recuperar un poco el poder adquisitivo". "A nivel nacional estamos en el séptimo u octavo lugar. En Andalucía se está haciendo una inversión de 0,10 céntimos por habitante en artes escénicas, frente a un 0,53 en Madrid y más de un euro en Cataluña, cuando deberíamos ser un punto de referencia a nivel nacional porque aquí hay mucho talento. Además, somos una comunidad eminentemente cultural tanto por las artes vivas como por el patrimonio".

Igualmente, desde ACTA critican "la exigencia burocrática" por parte de la Junta para "justificar cualquier ayuda desde hace un par de años para acá" y lamenta que a nivel provincial "se valore tan poco lo que se hace en Andalucía", cuando "lo lógico sería que aquí estuviera la base del trabajo". En este sentido, asegura que "se debería reivindicar que se consuma" teatro andaluza y "un cupo de programación regional en los teatros".

Por su parte, el presidente de Aresan, Javier Paisano, ha afirmado que Andalucía "tiene un problema endémico que es la falta de visibilidad que tienen los profesionales del teatro en la cultura andaluza, principalmente en los medios de comunicación", y, sobre todo, el problema de las artes escénicas "es la no planificación que tiene la Junta de Andalucía respecto al teatro", porque "no hay una política clara sobre las artes escénicas, ya que cada consejero ha cambiado las normas que existía en la Consejería anterior".

"En Andalucía no existe el teatro privado y nuestro cliente es la administración pública --Junta, diputaciones y ayuntamientos-- y creemos que en 30 años de autonomía se han probado mucha fórmulas y es el momento de sentarse y analizar con el sector cuáles han sido buenas y cuáles no", asegura en declaraciones a Europa Press Paisano, que insiste en que "no ha habido nunca una claridad sobre qué se quiere hacer con el teatro en Andalucía".

Además, afirma que a esto se une la crisis, que "ha servido para que a una Consejería como Cultura se le baje aún más", toda vez que lamenta la existencia de muchos teatros "sin programación", cuando "hay fórmulas" para que esto no suceda, afirman desde Aresan, que este año entrega sus IV Premios del Teatro Andaluz, con la ayuda de la Fundación SGAE, en una ceremonia dentro de la Feria de Teatro en el Sur de Palma del Río (Córdoba).

"No hay una política clara de apoyo al sector y de trabajar con la gente del sector, hay que Centro Andaluz de Teatro (CAT) que no funciona, se está cerrando lo que había y además muchas compañías van a la quiebra porque no les paga la Administración", concluye el presidente de Aresan, que insiste en que la situación del teatro andaluz "es muy mala".