Innova.- La sede del Defensor ahorrará el 43% de su consumo energético con un proyecto de mejora, por 490.000 euros

Chamizo y Ávila ratifican el convenio de colaboración
JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 22/10/2010 16:37:50 CET

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, y el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, han firmado este viernes un convenio de colaboración para el desarrollo de un proyecto de mejora de la eficiencia energética en la sede del Defensor en Sevilla, que permitirá un ahorro del 43 por ciento del consumo actual y evitará la emisión de 157 toneladas de CO2.

Según ha explicado Ávila, la iniciativa cuenta con una inversión total de 493.600 euros, de los que Economía financiará 98.700 euros, un 20 por ciento del total. Así, ha recordado que Andalucía ocupa posiciones de "vanguardia" en la adopción de medidas de eficiencia energética y ha destacado el "simbolismo" de estas actuaciones adoptadas por las instituciones, con "un efecto multiplicador en la sociedad".

En la misma línea, Chamizo ha realizado un llamamiento para que otras instituciones andaluzas, "en la medida de lo posible", se incorporen a la estrategia de eficiencia energética y ahorro por los beneficios que aporta.

La iniciativa contempla la reforma y sustitución de las instalaciones de climatización y de la iluminación existentes en el edificio, de manera que se reduzca el consumo energético del mismo. Así, se sustituirán los equipos de climatización por otros de tecnología más eficiente, se instalarán luminarias más eficientes y elementos de regulación que optimicen el aprovechamiento de la luz natural.

Con estas actuaciones se alcanzarán un ahorro energético de 129.000 kilovatios/hora (kWh) anuales, un 43 por ciento menos de consumo respecto a la situación actual, lo que evitará la emisión de 157 toneladas anuales de CO2, el equivalente al consumo medio de 85 viviendas. "Los ahorros, incluso con pequeñas acciones, resultan impresionantes, tanto en emisiones como en consumo", ha subrayado el consejero andaluz.

El proyecto implica además la contratación por parte del Defensor de la gestión energética de su sede, con un coste total de 718.000 euros durante la vigencia del contrato, de los que 493.600 se destinarán a las actuaciones de mejora y renovación de instalaciones consumidoras de energía contempladas en el convenio firmado y el resto corresponde a gestión energética y mantenimiento.

"Se está avanzando por el camino correcto en materia energética en Andalucía, con un importante desarrollo de la eólica y la fotovoltaica, que lleva ligado el impulso del tejido productivo", ha sentenciado Ávila.

La firma de este acuerdo se enmarca en un convenio firmado entre la Agencia Andaluza de la Energía y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) que contempla la ejecución de medidas de eficiencia energética en diferentes sectores de actividad, entre ellos edificios públicos.

El Gobierno andaluz desarrolla estas actuaciones de eficiencia energética e incorporación de las energías renovables en sus sedes administrativas a través de la Red de la Energía de la Administración de la Junta de Andalucía (Redeja), de la que forma parte la sede del Defensor del Pueblo Andaluz.

AHORRO SIMILAR A 120.000 VIVIENDAS

Las actuaciones desarrolladas y los proyectos incentivados por la Agencia Andaluza de la Energía en los diferentes sectores de actividad durante el pasado año propiciaron un ahorro de energía primaria anual en toda la región andaluza de 95.740 toneladas equivalentes de petróleo, el equivalente al consumo anual de 120.000 viviendas.

Esta cifra eleva hasta 480.893 toneladas equivalentes de petróleo al año el ahorro energético acumulado desde 2007, un 33 por ciento de los objetivos previstos en el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética hasta 2013.

En el ámbito de la autosuficiencia energética, las energías limpias suponen ya el 31,4 por ciento de la potencia eléctrica total de Andalucía y sitúan a las región en posiciones de liderazgo en potencia instalada. La potencia instalada creció el pasado año un 30 por ciento respecto al ejercicio anterior.