Actualizado 08/09/2009 20:21 CET

Los nuevos establecimientos que se abran en el centro de Marbella no podrán instalar terraza en el exterior

El Ayuntamiento declara la plaza de los Naranjos y varias calles del casco histórico como zona saturada por la ocupación de vía pública

MARBELLA (MÁLAGA), 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos establecimientos que se abran a partir de ahora en el centro de Marbella (Málaga) no podrán ocupar la vía pública con la instalación de terrazas en el exterior, según anunció hoy el Consistorio de esta localidad malagueña.

La junta de gobierno local aprobó la declaración de la plaza de los Naranjos --donde se ubica la casa consistorial--, General Chinchilla y las calles Virgen de los Dolores, Remedios y Ortiz de Molinillos como zona saturada a efectos de instalación de nuevas terrazas. Por lo que únicamente permanecerán las ya existentes de 22 establecimientos en esta zona del casco histórico.

Esta medida, la primera vez que se toma en Marbella, parte de una ordenanza sobre ocupación de vía pública para mesas y sillas aprobada el pasado año por el Consistorio marbellí, "que posibilita la declaración como zona saturada de aquellos espacios con exceso de ocupación, dada la situación heredada de caos y ausencia de normativa en este ámbito", señaló la concejala de Comercio y Vía Pública, Alicia Jiménez, en rueda de prensa.

La edil explicó que el área que recibió esta declaración "tiene un aprovechamiento de la vía pública muy intenso que en ocasiones provoca conflictos entre los intereses de los comerciantes y los de los ciudadanos" por lo que la apertura de nuevos locales con terraza "agravaría la situación".

A su juicio, esta medida ofrece garantías a los 22 establecimientos que cuentan con terraza en la actualidad. De forma que los nuevos negocios que deseen abrir "tienen que tener en cuenta que no podrán habilitar una terraza hasta que no se produzca alguna baja", aseveró.

Jiménez también subrayó que el Consistorio marbellí está elaborando en estos momentos un censo de todos los elementos que ocupan la vía pública para ofrecer una "radiografía exacta de la ciudad y mejorar la habitabilidad y la calidad de vida de los vecinos". El estudio no estará finalizado hasta fin de año.

LICENCIA BAR CON MÚSICA

Jiménez también se refirió a la licencia que el Consistorio otorgará a un bar con música que abrirá sus puertas en la avenida Miguel Cano, a pesar de las protestas de los vecinos de la zona y el PSOE.

La responsable municipal de Comercio y Vía Pública aseguró que el Ayuntamiento aprobará este permiso "en la junta de gobierno local de la próxima semana o la siguiente", ya que la zona, en el centro del municipio, "no está acústicamente saturada, según un informe elaborado por el Consistorio". "El nivel de ruido en ese área se debe al tráfico y no a las actividades", aseveró.

Asimismo, indicó que "si no hay una causa justificada, el Ayuntamiento está obligado a otorgar una licencia a una actividad que cuenta con todos los informes favorables", a pesar de que "estaremos muy vigilantes en la ejecución de la obra, muy estrictos en el cumplimiento de insonorización y también en el desarrollo de la actividad".

En el mismo sentido se manifestó el portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, quien aseguró que la alcaldesa, Ángeles Muñoz, mantuvo ayer una reunión con los vecinos afectado para "estudiar todas las posibilidades".

Romero señaló que se trata de una actividad reglada, "de la misma forma que la administración no puede otorgar una licencia que va contra ley, está obligada a ceder las licencias que cumplen los requisitos. El denegarla podría ser calificado como una resolución injusta", añadió.

Por ello, el portavoz municipal criticó al grupo municipal socialista por manipular a los vecinos e intentar sacar rédito político ante una ilegalidad que se pueda plantear.

ACUERDO CON LA UMA

Por otra parte, la junta de gobierno local aprobó en su reunión semanal una propuesta de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, para la firma de un convenio entre el Consistorio y la Universidad de Málaga (UMA), que permitirá que los alumnos "puedan completar su formación haciendo prácticas en las dependencias municipales" a partir del próximo año, según preciso Romero.

Entre otros asuntos, el órgano de Gobierno también dio luz verde a la concesión de licencia de obras para el proyecto básico de la estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en San Pedro Alcántara a Verificaciones Industriales de Andalucía S.A., la segunda fase del proyecto de Gas Natural Andalucía y la construcción y posterior explotación de un aparcamiento subterráneo en el cruce entre las calles Ricardo Lucena y Magallanes.