El 41% de propietarios andaluces mayores de 55 desearía sacar mayor beneficio de su vivienda, según Fundación Mapfre

Archivo - Llaves, imagen de archivo.
Archivo - Llaves, imagen de archivo. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: jueves, 9 mayo 2024 16:25

SEVILLA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El I Barómetro del Consumidor Sénior en Andalucía del Centro de Investigación Ageignomics de Fundación Mapfre arroja que el 86% de los andaluces mayores de 55 años tiene una vivienda en propiedad y al 41% de ellos le gustaría sacar mayor beneficio económico de la misma, tal y como muestra el "I Barómetro del Consumidor Sénior en Andalucía" del Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación Mapfre. Esta cifra es seis puntos porcentuales superior a la media española, con un 34,6% interesados en obtener ingresos adicionales gracias a su inmueble.

Con el objetivo de responder a este interés, el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación Mapfre ha editado y presentado este jueves en Sevilla 'Vivienda y Pensión. Guía para monetizar la vivienda y mejorar tu pensión', realizada a instancias de dicho Centro por los expertos Juan Ángel Lafuente Luengo, Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universitat Jaume I, y Pedro Serrano Jiménez, Profesor Titular de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Carlos III.

Esta publicación tiene como objetivo ofrecer a los mayores una herramienta "sencilla y comprensible" para que conozcan las distintas opciones que existen para rentabilizar y dar liquidez a sus inmuebles sin cambiar de vivienda, así como descubrir la existencia de productos aseguradores y financieros que mejoren su poder adquisitivo.

En la presentación de la guía, Juan Fernández Palacios, director del Centro de Investigación Ageingnomics, junto con los autores de la guía, Pedro Serrano Jiménez y Juan Ángel Lafuente, han expuesto las principales alternativas existentes recogidas en el documento, así como la necesidad de que los sénior las conozcan para complementar las prestaciones públicas por jubilación.

LOS SÉNIOR ANDALUCES NO QUIEREN ABANDONAR SU VIVIENDA

El 59% de los andaluces mayores de 55 años se muestra "intranquilo" respecto a su situación económica, dado el contexto actual, un escenario "preocupante" a la hora de afrontar la jubilación. Fundación Mapfre ha puesto de relieve que, actualmente, la pensión media de jubilación en España se encuentra en 1.439,11 euros, y en el caso de Andalucía baja hasta los 1.300,92 euros, una cifra que, "aunque garantiza un nivel de sustento básico, no siempre es suficiente para garantizar el bienestar y la calidad de vida de la población retirada".

A este respecto, la guía señala que las últimas estadísticas disponibles indican que una significativa proporción de adultos está afrontando su jubilación con carencias, una situación que podría verse mejorada si se tiene una casa en propiedad, ya que las opciones de monetización de la vivienda se presentan como una solución efectiva para complementar la pensión media sin necesidad de mudarse.

A este respecto, señala que el 41% de los mayores de 55 años en Andalucía no tiene intención de cambiar de residencia en el futuro, porcentaje que alcanza el 68% entre los mayores de 71 años.

La forma tradicional de obtener ingresos extra durante la jubilación utilizando la vivienda en propiedad han sido la venta de esta o su alquiler, lo que implicaban que el sénior tenía cambiar de hogar. Sin embargo, para este segmento de la población, la guía, además de hablar de las alternativas tradicionales, se centra en las nuevas alternativas de monetización, que permiten complementar la pensión pública sin tener que abandonar su casa.

"Andalucía es una de las regiones con una gran cantidad de sénior propietarios, superando 4 puntos porcentuales al total de España. Por ello, es necesario que los sénior conozcan las distintas alternativas que tienen para rentabilizarla y mejorar, así, su poder adquisitivo y, por tanto, su nivel de vida durante esta etapa de jubilación. Y es que, la vivienda es una fuente de ahorro muy valiosa, con la que, a través de instrumentos como la monetización de la vivienda, se pueden obtener ingresos extra para complementar las prestaciones públicas por jubilación", asegura Juan Fernández Palacios.

Para facilitar la comprensión de las distintas opciones disponibles, el documento del Centro de Investigación Ageingnomics divide las nuevas alternativas para monetizar la vivienda en dos grupos: las que implican una transferencia en vida de la propiedad de la vivienda, y aquellas que retienen la propiedad.

En las primeras, el propietario puede obtener liquidez mediante la venta del inmueble en vida, pero manteniendo el derecho a residir en él de forma vitalicia. Esto se consigue a través de la cesión de la titularidad del inmueble a cambio de dinero en efectivo, aunque mantiene el derecho a residir en la vivienda hasta su fallecimiento. Dentro de este grupo se encuentran la venta de la nuda propiedad, la vivienda inversa y las rentas vitalicias inmobiliarias.

En el segundo tipo de alternativas, no se produce la transferencia de propiedad, pero se obtiene liquidez a través de una entidad financiera. Para ello, se puede emplear la hipoteca inversa y el anticipo de alquileres. Esta opción es muy útil para aquellos propietarios que quieren proteger la transmisión de su vivienda a sus herederos. De esta forma, la propiedad la retiene el propietario mayor de 55 años hasta su fallecimiento y, después, pasará a ser de sus herederos

Leer más acerca de: