Actualizado 09/07/2021 11:46 CET

El alcalde de Granada (PSOE) cree que el PP "no está en condiciones de poner líneas rojas" y le insta a "sumar"

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), en el pleno de investidura en una imagen de archivo.
El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), en el pleno de investidura en una imagen de archivo. - Álex Cámara - Europa Press

GRANADA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), ha opinado este viernes que el PP "no está en condiciones de poner líneas rojas" tras el "papelón" y el "lío" que ha montado en las últimas semanas y ahora "tiene la posibilidad de redimirse" sumándose a un "pacto de estabilidad por la ciudad", de modo que si "de verdad quieren echar una mano, que no pongan condicionantes".

Cuenca se ha pronunciado de este modo después de que el presidente provincial del PP de Granada, Francisco Rodríguez, tendiera la mano el jueves al nuevo gobierno socialista para evitar que los grandes proyectos de la ciudad dependan "del voto de un político sin principios ni palabra" como es a su juicio Luis Salvador, al que calificó de "cadáver político" después de que su partido, Ciudadanos, le haya abierto un expediente de expulsión.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, Cuenca ha lamentado que este ofrecimiento se produzca ya con "un condicionante", "apoyo pero con condiciones", ha censurado, en tanto que interpreta que con ello el PP "ya está jugando a lo mismo que estos días pasados". Ha advertido a los 'populares' de que "es el momento de un pacto de estabilidad, un pacto de ciudad" y tienen la posibilidad de acordarlo, incluso de propiciar unos nuevos presupuestos en los próximos meses y de acordar aquellas cuestiones "que entiendan que están por encima de cualquier formación política".

"Si quieren echar una mano que no pongan condicionantes, porque si quiere entrar alguien de Ciudadanos y de Podemos creo que sumamos mucho más (...) el PP no está en condiciones de poner líneas rojas", ha advertido Cuenca, quien ha insistido en su ofrecimiento a los 'populares' y en que lo acepten "sin condiciones".

Preguntado sobre qué formaciones podrían entrar en el nuevo gobierno local, Cuenca ha confirmado que ya este pasado jueves se produjeron los primeros contactos con los partidos que apoyaron su investidura, Unidas Podemos y los todavía ediles de Cs, y se "volverán a sentar" en las próximas horas con la idea de "dar estabilidad".

Ha recalado, al ser interrogado sobre ello, que ninguna de las dos formaciones le ha pedido entrar en el gobierno a cambio de su apoyo. "Ellos no lo han pedido, yo sí se lo voy a ofrecer porque creo que si sumamos una mayoría amplia es una garantía", ha argumentado Cuenca. "Incluso se lo he ofrecido al PP, a pesar del papelón que han hecho, tienen la posibilidad de redimirse (...) y ahí tienen todos que mojarse, quien no comprometa estos dos años con acuerdos y con lealtad tendrá que explicarlo", ha sentenciado el regidor socialista.

Cuenca ha enmarcado "en el sentido común" el que su partido haya obtenido el gobierno de la ciudad, pues o gobernaba la lista más votada en las pasadas elecciones municipales, ha dicho, --obtuvieron diez concejales de una corporación de 27-- o "se volvía a conformar un refrito de seis concejales del PP, cambiando tres veces de candidato entre ellos mismos; tres no adscritos, dos de Cs y Vox", de modo que "era tal lío que ha reinado el sentido común y las ganas de darle estabilidad a Granada", ha argumentado.

Contador

Para leer más