Publicado 28/06/2015 13:58CET

Ambrosio afirma su compromiso con la igualdad "en mayúsculas", indistintamente de la diversidad afectiva

CÓRDOBA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), ha afirmado este domingo, tras izar la bandera multicolor del Orgullo Lgtbi en un balcón de la fachada del Ayuntamiento de la capital --donde se mantendrá hasta este lunes por la mañana--, que "la seña de identidad del Consistorio cordobés en todos y cada uno de sus matices será el compromiso con la igualdad en mayúsculas, de igualdad de todos y de cada uno de los ciudadanos independientemente de su diversidad afectiva".

Así lo ha indicado ante los periodistas durante este acto conmemorativo con motivo del día del Orgullo del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (Lgtbi), en el que ha estado acompañada por el representante en Córdoba de la Federación Arco Iris, Octavio Salazar, y en el que han participado también el primer teniente de alcalde, Pedro García, así como otros miembros del equipo de gobierno local y representantes de los grupos políticos que integran la nueva Corporación Municipal.

Por ello, la alcaldesa ha señalado que el Ayuntamiento y la representación de todos los grupos políticos de la Corporación cumple así con ese compromiso con la igualdad y con el respeto a la diversidad.

Asimismo, ha indicado que también trabajarán con todos y cada uno de los colectivos que entiendan que, desde el Ayuntamiento, se tienen que promover las condiciones para que esa igualdad sea real y efectiva.

Por ello, señala, trabajarán a lo largo de todo este tiempo, porque ésta era una "deuda" que tenía pendiente la ciudad con el colectivo y una deuda que, en la medida de sus posibilidades, intentarán cumplir y saldar durante los próximos cuatro años, con actuaciones y contenidos, "sobre todo de la mano del colectivo que es fundamental, porque no se trata sólo de avanzar, sino de hacerlo juntos, y ésa va a ser una de las características de este nuevo equipo de gobierno y de este nuevo tiempo político", ha afirmado la alcaldesa.

Por su parte, Octavio Salazar ha manifestado desde la Federación Arco Iris su orgullo y satisfacción por que, por primera vez en democracia, esté la bandera del arco iris colgada del balcón del Ayuntamiento de Córdoba. "Queremos felicitar a los grupos municipales por la iniciativa y esperamos que este gesto simbólico y tan importante para el reconocimiento y visibilidad del colectivo se traduzca en una serie de actuaciones que tienen que ver con la no discriminación, con la visibilidad y con todo lo que queda por trabajar en esta cuestión", ha argumentado.

Asimismo, ha indicado que es un motivo de alegría la celebración del décimo aniversario de la aprobación de la reforma del Código Civil que permitió el matrimonio igualitario pero, al mismo tiempo, ello también indica "las muchas cosas que quedan por trabajar, en cuestiones de homofobia, de transfobia, de lebofobia, en el reconocimiento de la diversidad afectiva y sexual y en la necesidad de que las instituciones públicas, especialmente las locales, se impliquen en todo ese camino que queda por recorrer", ha explicado.

Por ello, ha animado a los grupos municipales y al Ayuntamiento a que sigan trabajando en este tema, de la mano de los colectivos que "llevan años trabajando por la igualdad de derechos".

"LA HOMOFOBIA ESTÁ PRESENTE EN CUALQUIER GRUPO POLÍTICO"

En el mismo orden, Salazar ha mostrado su satisfacción de que, por vez primera, muchos ayuntamientos hayan realizado este gesto simbólico --izar la bandera--, algo que en muchas ciudades no ha ocurrido antes porque la homofobia está "muy presente a todos los niveles, incluso institucionales y transversales, es decir, en la derecha, en la izquierda y en cualquier grupo político". "En esta ciudad hemos tenido el ejemplo de gobiernos de distinto signos en los que ninguno de ellos ha apostado por este reconocimiento", ha apuntado.

"Por eso me parece tan importante este gesto de avance y de complicidad con el movimiento, porque no hablamos de otra cosa que no sea ciudadanía y democracia", ha concluido.