1 de abril de 2020
 
Publicado 27/02/2020 12:16:29 +01:00CET

Andalucía se sitúa como tercera comunidad en número de empresas y su tasa de supervivencia, tres puntos inferior a media

Imagen de archivo del Registro Mercantil Central.
Imagen de archivo del Registro Mercantil Central. - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Andalucía mantiene activa el 15% de las 6.678 empresas creadas en 1990, cifra inferior en tres puntos a la media nacional, que es de un 18%, y desde la creación del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) en 1990 se han constituido cerca de 475.000 empresas en Andalucía, que se sitúa como la tercera comunidad donde más empresas surgen, tras Madrid y Cataluña con 609.000 y 580.000, respectivamente,
según los datos sobre Creación de Sociedades desde 1990 publicados por Informa D&B SAU (SME), compañía filial de Cesce.

El porcentaje de supervivencia empresarial se incrementa al 21% entre las sociedades que se crearon en Andalucía en el año 2000, igualmente tres puntos por debajo de la media nacional, mientras que de las 12.495 que surgieron en 2010 continúan activas un 33%, también a tres puntos de la media nacional.

El mayor número de constituciones se registró entre los años 2003 y 2007, etapa en la que se superaron las 20.000. En 2006 se llegó a 24.304. A partir de ahí el número ha ido descendiendo hasta caer a 12.468 en 2010. Después los datos han subido, pero siempre por debajo de las 18.000 nuevas sociedades al año.

En España han visto la luz más de 3 millones de empresas desde 1990 y la conclusión, analizando las empresas creadas en 1990, 2000 y 2010, es que la mayor parte ya no están activas.

De las sociedades constituidas en 1990 siguen en el mercado un 18%, entre las surgidas en 2000 solo permanecen en la actualidad 24% y de las que vieron la luz en 2010 el 36 %. Tanto en 1990 como en 2000 el 60 % de las empresas que han cerrado no lo han comunicado oficialmente. Entre las que han dejado de ejercer su actividad en 2010 este porcentaje se reduce al 51 %.

Para las empresas creadas en estos tres años, los procesos estrictamente concursales (suspensión de pagos, quiebras y concursos) no superan el 0,3 % del total de creaciones, por lo que se revela su escaso uso en España.

El año que registró un mayor volumen de creación de sociedades fue 2006, con 150.108 nuevas empresas. La inversión de capital alcanzó su pico en 2011, cuando se desembolsaron 21.454 millones de euros, aunque fue un año atípico por la creación de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado SME SA.

Según la directora de Estudios de INFORMA D&B, Nathalie Gianese, "la creación de empresas en España se mantiene estancada tras la crisis, en 2019 las constituciones han descendido incluso un 2%, y no logra alcanzar las cifras anteriores que superaban habitualmente las 100.000 constituciones al año".

El estudio estadístico pone de manifiesto que la evolución de constituciones empresariales desde 1990 está vinculada con la situación económica. En el periodo entre 1990 y 2006, el número de creaciones superó las 100.000 en once de estos 17 años.

Entre 2007 y 2009 se produce una brusca caída de las constituciones, que supone un recorte del 47% para quedar en 79.642 creaciones en 2009.

Entre 2010 y 2019 se ha iniciado una lenta recuperación en los datos de creación de empresas llegando a superar las 100.000 en 2016, aunque no se recuperan los números anteriores. Los datos vuelven a caer en 2017 y en 2019 mostrando un estancamiento.

El capital invertido para crear estas empresas desde 1990 suma casi 240.000 millones de euros. Si el número de constituciones tiene un comportamiento según el ciclo económico, la inversión es más fluctuante, depende de la actividad de unas pocas empresas, por ejemplo en el caso de reestructuraciones empresariales.

Aun así, 2008 y 2009 son los años en los que más ha descendido la inversión, al igual que ocurre con las creaciones, y los niveles de capital desembolsado no han vuelto a ser como antes de la crisis, pasando de 14.669 millones de 2007 a 5.550 en 2019, un 62% menos.

Para leer más