Andalucía suma 11 víctimas mortales por violencia de género en 2018, tres en menos de una semana tras el caso de Torrox

Publicado 28/09/2018 10:47:28CET
AYTO DE TORROX

SEVILLA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La muerte de una mujer en El Morche, núcleo poblacional del municipio malagueño de Torrox, a manos de su actual pareja eleva a once --diez mujeres y un menor-- las víctimas mortales por violencia de género en lo va de año en Andalucía, tres de ellas en tan solo una semana, siendo Granada la provincia que más asesinatos registra con un total de cinco.

El hombre detenido por este último crimen, de 44 años y natural de Vélez-Málaga, tenía orden de alejamiento de la víctima, aunque existe una segunda orden de alejamiento y prohibición de comunicación para otro hombre distinto respecto de la mujer asesinada. Ambas fueron emitidas este año 2018, la última el pasado mes de julio.

Esta misma semana, concretamente el martes 25 de septiembre, fue asesinada otra mujer de 39 años en Maracena (Granada) a manos de su expareja, un hombre de 49 años que fue detenido por la Guardia Civil, que informó de que no había denuncias previas por violencia de género. Además, en el Ayuntamiento de Maracena informaron de que no era usuaria del Centro de la Mujer ni había solicitado recursos por supuesta violencia de género.

Asimismo, el pasado viernes 21 de septiembre, otra mujer natural de Arahal (Sevilla) fue asesinada en la localidad jiennense de Úbeda a manos de su pareja sentimental, con quien tenía en común dos hijos menores de edad, de cuatro y trece años. Existían denuncias previas por maltrato por parte de la fallecida.

Por su parte, el pasado 14 de agosto, una mujer de 21 años fue asesinada a puñaladas en Dúrcal (Granada) por su pareja, un hombre de 38 años que llevó a la joven al centro de salud donde los servicios sanitarios intentaron reanimarla sin éxito. Huyó pero posteriormente fue detenido por la Guardia Civil.

Previamente, en junio, una vecina de Guadahortuna (Granada) de 43 años murió a causa de las lesiones que le dejaron los dos tiros que le asestó supuestamente su marido, del que estaba separada temporalmente, a la puerta de su casa.

En la misma provincia se produjo en mayo la muerte de una joven de 21 años en el campo de tiro de Las Gabias, quien fue disparada con una escopeta por el que fuera su pareja sentimental, un varón de 24 años que se suicidó después con el mismo arma.

Hay que remontarse a febrero para tener la primera víctima mortal de Granada y que también fue la primera del año. Se trata de una mujer de 57 años, que no había presentado denuncias por maltratos cuyo marido, de 73 años, confesó posteriormente la autoría a la Guardia Civil.

En Lepe (Huelva) el pasado 7 de julio tuvo lugar la muerte de una joven rumana de 24 años, usuaria de los servicios sociales municipales por sufrir violencia de género de su pareja sentimental, sobre quien pesaba una orden de alejamiento y que sería quien la asesinó apuñalándola. Aunque se dio a la fuga, fue detenido al cabo de varios días.

De otro lado, en marzo se registró un caso en Albox (Almería), cuando un ciudadano lituano de 38 años presuntamente mató a su compañera sentimental de 48 años. La mujer, que convivía con él, falleció a causa de la pérdida masiva de sangre.

En febrero se registró el primer caso de la provincia de Málaga, ya que en La Viñuela una mujer recibió casi 30 puñaladas supuestamente de su pareja, que tenía antecedentes por violencia de género y que fue detenido tras localizarse el cadáver de la víctima.

Por último, a finales de abril, un niño de nueve años fue asesinado por su padre en el núcleo ejidense de Balerma (Almería) en un caso vinculado a la violencia de género después de que la investigación apuntara a que el progenitor habría actuado presuntamente con la intención "de hacer daño a su madre".