Audiencia archiva la denuncia de un policía local que acusó de 'mobbing' al exalcalde de Cogollos

Actualizado 09/07/2015 0:09:05 CET

GRANADA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada ha confirmado el archivo de la denuncia que interpuso un policía local ya jubilado de Cogollos Vega (Granada) contra el que fuera alcalde de la localidad entre 2004 y 2011, el independiente Francisco Luzón García, al que acusó de acoso laboral o 'mobbing' y atribuyó un posible delito contra la integridad moral.

El asunto ya fue sobreseído provisionalmente por el Juzgado de Instrucción 1 de Granada el 1 de octubre de 2013, si bien el agente continuó con su pretensión y apeló a la Audiencia, ante la que reiteró que existían indicios de delito suficientes para seguir las diligencias contra el exregidor, que, según decía, lo sometía a un "permanente hostigamiento, desconsideración y continuo trato vejatorio", lo que le afectaba a su trabajo, que ejercía en el propio Ayuntamiento.

Sin embargo, la Sala reitera que "tras las numerosas diligencias sumariales que han sido llevadas a cabo" éstas "no sugieren en modo alguno" la oportunidad de continuar con las diligencias. De hecho, señala que "por más que el recurrente lo niegue", su denuncia se encuentra "plagada de referencias inconcretas y temporalmente indeterminadas", la mayor parte de ellas "ausentes de testigos".

La propia versión del denunciante, según indican los magistrados en su resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, es "contradictoria" y no "goza de las condiciones precisas para constituirse en sí misma en prueba", habida cuenta además de las "más que tortuosas relaciones" entre él mismo, el exalcalde y algunos de los testigos, "individuos todos ellos inmersos en numerosas contiendas judiciales derivadas de su común relación con el Ayuntamiento de Cogollos Vega".

Asimismo, la Audiencia no considera prueba el informe forense aportado por el denunciante, que sufre un trastorno adaptativo desde el año 2004, según se estima, "reactivo a una situación tensa con sus superiores", es decir "no de forma exclusiva" con el exalcalde ni atribuible casualmente a él, sino que puede derivarse de la "conflictividad laboral" en la que se halla inmerso desde años atrás.

Por ello, la Sala confirma el archivo inicial de las actuaciones, desestimando el recurso de apelación interpuesto por el denunciante, en un auto, de fecha 25 de junio, que se declara firme y contra el que no cabe recurso alguno.

Según el exalcalde, que se ha mostrado satisfecho por esta última decisión judicial, el archivo de la causa "viene a corroborar la presunta persecución que por parte del actual equipo de gobierno de PP" se está ejerciendo hacia él y su familia durante este mandato. De hecho, ha recordado que en el procedimiento el propio alcalde testificó a favor del denunciante con hechos que la Audiencia Provincial valora "como plagados de referencia inconcretas y temporalmente indeterminadas".