Publicado 28/06/2020 11:39:36 +02:00CET

La Audiencia de Jaén juzga este lunes a un octogenario acusado de apropiarse de bienes de otra anciana

Sala de vistas de la Audiencia de Jaén con las medidas de seguridad adoptadas contra el covid-19
Sala de vistas de la Audiencia de Jaén con las medidas de seguridad adoptadas contra el covid-19 - EUROPA PRESS

JAÉN, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén juzgará este lunes a un octogenario J.M.C.S., de 86 años, acusado de apropiarse de bienes de otra anciana, de 78 años, valorados en más de 1,2 millones de euros y de hacerlo mientras ésta se encontraba ingresada en la UCI.

J.M.C.S. se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde abril de 2019. El caso ya intentó juzgarse en febrero, pero un problema de coordinación en el traslado de presos hizo que se aplazara y que se haya reseñalado a este lunes.

El anciano no se sentará solo, ya que le acompañarán en el banquillo otras cinco personas a las que supuestamente usó de testaferros para ocultar el dinero del que presuntamente se había apropiado.

Los hechos, según relata el Ministerio Fiscal en su escrito de calificación provisional al que ha accedido Europa Press, se remontan a mayo de 2011 y enero de 2018 cuando la anciana otorgó dos poderes en favor del acusado para que colaborara en la gestión de su patrimonio y de su empresa.

El 20 de enero de 2019 la anciana ingresó en la UCI del Hospital de Jaén aquejada de un problema cardiaco que la mantuvo ingresada hasta el mes de marzo.

Fiscalía sostiene que dos días después del ingreso de la anciana en la UCI y "con el único fin de enriquecerse ilícitamente", el acusado transfirió a su nombre un vehículo de alta gama. Asimismo, otorgó escritura de venta a su favor del usufructo vitalicio de una finca en Martos donde se explotaba una cantera por la que la anciana percibía una renta mensual de casi 6.000 euros.

Procedente de la venta de una almazara, el acusado "con la única finalidad de hacer propio todo el patrimonio" de la anciana, presentó a descuento dos pagarés por valor total de 1,2 millones de euros. "Con el fin de ocultar el dinero y su origen", el acusado realizó diversas transferencias a los otros cinco acusados. De todo el dinero transferido solo se ha podido recuperar 300.562 euros.

Los hechos han sido calificados por el Ministerio Fiscal como un delito continuado de apropiación indebida y un delito de blanqueo de capitales. Mientras que para el octogenario se le reclama seis años de prisión como autor de los dos delitos más multa de dos millones de euros y otra multa más de 18.000 euros, para el resto de los acusados se solicitan penas de entre tres y cuatro años de prisión sólo por el delito de blanqueo de capitales, además de diversas multas.

El Ministerio Público también interesa la declaración de nulidad de la transferencia del vehículo y de la escritura de venta del usufructo vitalicio de la finca de Martos.

Para la celebración de este juicio se han reservado tres días la sala de vistas debido al elevado número no sólo de acusados, sino también de testigos citados a declarar.

Contador