CCOO-A reivindica el logro del cobro de los atrasos de complementos salariales en la Amaya

Publicado 14/11/2018 12:41:24CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO-A ha puesto en valor el trabajo realizado para conseguir, después de muchas reclamaciones y gracias a la negociación, que los trabajadores de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Amaya), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, cobren los atrasos de los complementos salariales que se les debían desde el año 2015.

En una nota, CCOO ha recordado que esta medida se suma a otras mejoras que se han alcanzado en la firma del I convenio firmado en la agencia el 31 de octubre, tras años de negociaciones, que garantiza las mismas condiciones laborales para todas las personas que trabajan en el ente y acaba con las diferencias existentes hasta ahora debido a que los trabajadores de Infoca, Estructura y Operarios del Medio Natural se regían por tres convenios diferentes.

Otros aspectos contemplados en el convenio, que va a beneficiar a los más de 4.700 personas que trabajan en Amaya, es la subida salarial, que oscilará entre el 13 por ciento y el 19 por ciento de incremento hasta el último año de vigencia en 2020. Además, todos los salarios de los trabajadores de la agencia superarán en ingresos los 16.000 euros anuales; asimismo, se incluye en el convenio una disposición transitoria destinada a equiparar los salarios por trabajo en igual categoría.

En cuanto a medidas de conciliación, el convenio recoge, entre otras medidas, la aplicación de una nueva jornada laboral de 35 horas frente a las 37,5 horas anteriores; la aplicación de seis días de libre disposición para toda la plantilla; permisos por parto de 20 semanas, los cuales podrán ser disfrutados por cualquiera de los padres, respetando el periodo de obligado descanso pos parto de la madre; permiso por lactancia hasta los doce meses; o excedencia por cuidado de hijos de hasta cuatro años, con reserva del puesto durante los dos primeros.