CCOO y UGT vinculan el retroceso del PP a los "100 días de fracaso" de la nueva Junta y sus "imposiciones"

28A.- CCOO-A Y UGT-A Vinculan El Resultado Del PP A Los "100 Días De Fracaso" De La Nueva Junta Y Sus "Imposiciones"
CCOO-A
Actualizado 29/04/2019 12:43:00 CET

SEVILLA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de CCOO en Andalucía, Nuria López, ha considerado este lunes que el Gobierno de coalición de PP-A y Ciudadanos (Cs) tiene que "hacerse mirar" el resultado que arrojaron las urnas de las elecciones generales de este pasado domingo, que en el caso de los 'populares' "es fruto de sus 100 días de fracaso" de dicho Ejecutivo, al respecto del cual su homóloga en UGT-A, Carmen Castilla, ha aseverado que "las imposiciones no sirven para nada".

Las secretarias regionales de CCOO-A y UGT-A en Andalucía han valorado el resultado de las elecciones del 28 de abril en una rueda de prensa conjunta en la sede del primer sindicato, en Sevilla, en la que han presentado las movilizaciones previstas para el 1 de mayo de este año.

La máxima representante de CCOO-A ha señalado que el resultado recogido por el PP --que en Andalucía ha pasado de ser primera a tercera fuerza, superada por el PSOE-A y Cs-- es "fruto de sus 100 días de fracaso del nuevo Gobierno de Andalucía".

Así, Nuria López ha sostenido que "la política de imposición, unilateral, de favorecer solamente a las rentas más altas y noquear los servicios públicos, ha tenido una respuesta por parte de los ciudadanos de Andalucía". "Creo que debería de hacérselo mirar", ha insistido en un mensaje dirigido al PP.

Por su parte, la secretaria general de UGT-A ha aseverado que "las imposiciones no sirven para nada", y ha criticado que la "primera medida" del nuevo Gobierno fuera "eliminar un impuesto a la riqueza", al respecto de lo cual se ha preguntado "cómo van a financiar los servicios públicos si siguen bajando los impuestos".

Carmen Castilla también ha pedido que, si PP y Cs son quienes sustentan el gobierno de coalición en Andalucía, "sean ellos los que gobiernen", y "que no haya una tercera fuerza --en alusión a Vox, sin citarlo-- que les marque la agenda".

Al respecto, ha comentado que, "cuando se limitan derechos, entramos en un territorio muy peligroso donde los sindicatos de clase no vamos a quedarnos callados", y ha subrayado que UGT-A aún está "esperando a que la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) nos dé una cita" para tratar cuestiones como "los derechos de las mujeres y la igualdad".

"LOS TRABAJADORES SALIERON A VOTAR"

Por otro lado, la secretaria general de CCOO-A ha definido como "día importante para la democracia" española el vivido este domingo, con "una de las participaciones más altas" en elecciones generales, y ha recordado que "el movimiento sindical de clase --CCOO y UGT-- hicimos un llamamiento activo para que los trabajadores fueran a votar a partidos que cada uno creía que podían garantizar el modelo social que defendemos".

Al respecto, ha celebrado que "los trabajadores salieron a votar" este domingo y "han votado progresismo". "El mundo del trabajo ha hablado, y ahora quiere que se le rindan cuentas y que el giro social se materialice ya cuanto antes, porque no solamente hay que cambiar las reformas laborales; hay que hablar de fiscalidad y de los retos que este país tiene por delante", ha abundado la líder de CCOO-A.

Nuria López ha agregado que "queremos hablar del nuevo contrato social que necesita España", algo que se hace "con diálogo estable", según ha apostillado, al tiempo que ha defendido que "este país necesita un gobierno progresista con política estable, con gobernabilidad". Ha deseado que "ojalá los 'viernes sociales'" de los últimos Consejos de Ministros "pasen a ser la legislatura de la agenda social", y ha avisado de que "desde CCOO lo vamos a exigir, en primer lugar llenando las calles el 1 de mayo" próximo.

Por su parte, la líder de UGT-A también ha subrayado que este domingo habló "la clase trabajadora", y se ha declarado "muy orgullosa de ser española y vivir en este país que ha dicho alto y claro que estos que nos quieren recortar derechos no tienen cabida en nuestra sociedad".

"La clase obrera ha hablado alto y claro", ha enfatizado Carmen Castilla, para quien "habrá que decirle al Gobierno que salga" constituido que "revierta las mejoras en las personas, en la clase trabajadora y en la ciudadanía en su conjunto", porque "los trabajadores ya estamos hartos de ser los que soportamos los efectos nocivos de la crisis" y "queremos tener una vida digna".

POR UN GOBIERNO "PROGRESISTA"

A la pregunta de qué tipo de pactos les gustaría que se alcanzaran para conformar el nuevo Gobierno central, la secretaria general de UGT-A ha abogado por uno "entre aquellas fuerzas que coinciden con nuestro argumentario", y al respecto ha recordado que su sindicato "no cree en el contrato único o en seguir con la reforma laboral", y ha dicho que le "gustaría que todas nuestras reivindicaciones se pongan blanco sobre negro y se hagan efectivas".

Por su parte, la secretaria general de CCOO-A ha valorado que, "frente a la radicalidad, la xenofobia, el racismo, el odio, la involución en derechos de la mayoría social", los trabajadores "están esperando que en este país haya un gobierno progresista que les garantice que el modelo de sociedad que va a haber en este país va a estar asentado en los derechos, el empleo digno, en que haya siniestralidad cero, en igualdad, políticas públicas y servicios esenciales", así como en "pensiones dignas y fiscalidad justa y progresiva".

En esa línea, López ha comentado que "nos gustaría un Gobierno que rompiera las costuras a la austeridad, a las falsas reformas, y que escribiera en el Boletín Oficial del Estado (BOE) derechos sociales y laborales, y lo vamos a exigir alto y claro". Al respecto, ha apostado por que, el 1 de mayo, "el voto que los trabajadores han hecho a los partidos de izquierda tenga su correlación con este momento en el país".

También ha indicado que "el primer gesto" que desearía que tuviera el próximo Gobierno y van a "exigir a las fuerzas progresistas que tienen opción de constituir un modelo estable, duradero", es "la derogación de las dos reformas laborales" últimas, algo que debe abordarse "con la participación de las organizaciones sindicales", según ha apostillado, defendiendo que "es el momento del diálogo y la negociación con los representantes de los trabajadores".

La máxima representante de UGT-A ha coincidido con este planteamiento y ha apuntado que, "en especial", hay que acabar con "la última" reforma laboral, que atacó a "la negociación colectiva".

Contador