Publicado 20/10/2020 14:48CET

Los cementerios de Lucena (Córdoba) y sus pedanías amplían su horario del 26 de octubre al 2 de noviembre por el Covid

César del Espino informa del plan de apertura de cementerios en Lucena.
César del Espino informa del plan de apertura de cementerios en Lucena. - AYUNTAMIENTO DE LUCENA

En Montilla también se establece un horario especial para el Cementerio Municipal, del 23 de octubre al 2 de noviembre

LUCENA/MONTILLA (CÓRDOBA), 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Lucena (Córdoba), con motivo de la celebración el próximo 1 de noviembre de la festividad de Todos los Santos, ha aprobado un plan especial de apertura de los cementerios municipales, que viene marcado además por una serie de restricciones para evitar que las habituales aglomeraciones de personas de estos días en los camposantos puedan convertirse en un foco de propagación del Covid-19.

Así, según ha informado el responsable municipal de la Concejalía de Cementerios, César del Espino, los cementerios de Lucena y sus pedanías abrirán del 26 de octubre al 2 de noviembre, ambos inclusive, de forma ininterrumpida, entre las 8,30 y las 18,00 horas, con un aforo máximo que se ha fijado en 1.500 personas para el Cementerio Nuestra Señora de Araceli, en 750 para el de San Jorge, ambos en Lucena, y en 30 personas para el Cementerio Virgen de los Remedios en la pedanía de las Navas y en 50 para el Cementerio San José de Jauja.

Siguiendo las recomendaciones dictadas por la Junta de Andalucía, desde el Consistorio lucentino se insiste en que para facilitar una mayor rotación de visitas y el mantenimiento de la distancia interpersonal, los grupos de visitantes a los camposantos no excedan de cuatro personas y por no más de 30 minutos en el interior del cementerio, donde el uso de la mascarilla es obligatorio.

En cuanto a la limpieza, las fuentes y puntos de recogida de agua estarán en uso, pero se prohíbe el intercambio de objetos y productos de limpieza entre diferentes grupos de visita.

César del Espino ha solicitado la colaboración de la ciudadanía en el cumplimiento de estas medidas, al tiempo que ha asegurado un refuerzo de la presencia municipal mediante la contratación de seguridad privada en los cementerios de Lucena para asegurar el cumplimiento de los aforos.

SIN MISA DE DIFUNTOS

Debido a la pandemia actual, no se realizará este año la misa de difuntos que habitualmente se realiza en el Cementerio Nuestra Señora de Araceli, puesto que "las restricciones vigentes nos obligan a limitar a 30 personas la presencia en esta misa, por lo que de mutuo acuerdo con el párroco de Santiago hemos tomado la decisión de recuperar esta tradición el año que viene, si la situación lo permite."

Al igual que años anteriores, el Ayuntamiento instalará en el Cementerio Nuestra Señora de Araceli un punto informativo los días 1 y 2 de noviembre, en horario de 10,30 a 13,30 y de 16,00 a 18,00 horas, a disposición de las personas que requieran información más detallada sobre la localización de enterramientos.

CEMENTERIO DE MONTILLA

Por su parte, el Ayuntamiento de Montilla (Córdoba), según ha informado ya el alcalde, Rafael Llamas, también ha establecido un horario especial para las visitas al Cementerio Municipal, entre el 23 de octubre y el el 2 de noviembre, mediante el que el camposanto permanecerá abierto entre las 9,00 y las 18,30 horas de manera ininterrumpida.

No será necesario acudir con cita previa, aunque persiste la recomendación de no celebrar encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable, y que éstos se limiten a un máximo de diez personas. Además, se ruega que se respete en todo momento la señalización establecida en las propias instalaciones municipales, tanto en los casos de entrada y salida del recinto, como para garantizar la distancia de seguridad entre personas.

En lo que respecta a los días 1 y 2 de noviembre, el Ayuntamiento facilitará el uso del autobús de manera gratuita. Saldrá desde la Estación de Autobuses en dirección al cementerio, completando a su vez su recorrido habitual, mientras que sí que habrá cambios respecto al aforo de la misa de los difuntos que se celebrará el día 2, y que se reduce a un 30 por ciento, con lo que en esta ocasión no se colocarán 300 sillas, sino 100, y en el caso de que las inclemencias meteorológicas así lo determinen, se cancelará la misa y no se trasladará al interior.

Para leer más